Escrito por

Nivea Q10 Antiarrugas: mi opinión

Buscando productos que previnieran y disminuyeran las señales de la edad en el rostro, me topé con Nivea Q10 Antiarrugas y me vinieron a la mente, muchos recuerdos de mi infancia.

Siempre recuerdo a mi abuelita con el típico tarro metálico azul que tanto servía para la cara, el cuerpo y las manos, así que no pude resistirme.

Su coste era muy asequible y pensé ¿Por qué no probarla?

Llevo testando productos antiedad desde que superé la treintena y desde que me percaté, horrorizada, de que el paso del tiempo estaba dejando sus huellas en mi tez.

La falta de firmeza y elasticidad, el tono cada vez más opaco, la apariencia de cansancio, además de las odiosas marcas del irremediable envejecimiento, me preocupan bastante.

Lejos de la realidad, debo reconocer que los efectos de Nivea Q10 Antiarrugas se han quedado un tanto cortos y no han terminado de convencerme.

De hecho, sigo quedándome con mi cosmético infalible contra las arrugas y líneas de expresión de la casa Nezeni, del que también hablaremos al final del artículo.

Pero antes de anticipar acontecimientos, será mejor que vayamos paso por paso y descubramos la Nivea Q10 Antiarrugas en vivo y en directo.

No te puedes perder mi review, en la que te explico con detalle mi experiencia con esta crema tan famosa, a continuación.

Nivea Q10 Antiarrugas ¿Qué promete?

Estamos ante una crema facial antiedad de día, que lleva consigo factor de protección solar SPF15.

Predice estimular la generación natural del colágeno, reafirmar de manera visible el cutis y combatir las arrugas y líneas de expresión.

Asimismo, afirma proporcionar una hidratación y nutrición profunda, además de duradera.

Se trata de un cosmético dermatológicamente testado y según la marca, recomendado para todo tipo de pieles.

Nivea afirma reducir de manera notable las arrugas y líneas en apenas 4 semanas, y lograr una piel más firme en tan solo 2 ¿será cierto?

Prosigamos con mi reseña, para comprobarlo.

Ingredientes y fórmula

En comparación con la antigua, esta versión renovada contiene en su composición un 10% más de creatina.

Se trata de un activo que ayuda a aminorar los surcos, la flacidez y actuar a modo de prevención del daño solar.

Y también contiene otro agente muy interesante, la Coenzima Q10, que se trata de un poderoso antioxidante, que neutraliza la acción negativa de los radicales libres.

A la par, protege la dermis de los rayos ultravioletas, previniendo el fotoenvejecimiento, así como combatiendo las líneas de expresión y la inflamación.

Hasta aquí todo bien.

Sin embargo, el INCI es muy extenso, algo que nunca me ha gustado, porque prefiero pocos elementos, pero de calidad superior.

Por otro lado, si te fijas en su lista de componentes, podrás comprobar que los activos eficaces, se encuentran en la mitad, es decir, en concentraciones más bien bajas.

Para que lo entiendas mejor, los ingredientes siempre se ordenan de mayor a menor concentración dentro de la fórmula.

Aquí puedes cerciorarte:

Aqua, Glycerin, Butyrospermum Parkii Butter, Cetearyl Alcohol, Ethylhexyl Salicylate, Methylpropanediol, Glyceryl Stearate SE, Butyl Methoxydibenzoylmethane, Octocrylene, C12-15 Alkyl Benzoate, Caprylic/Capric Triglyceride, Phenylbenzimidazole Sulfonic Acid, Synthetic Beeswax, Ubiquinone, Creatine, 1-Methylhydantoin-2-Imide, Tocopheryl Acetate, Xanthan Gum, Carbomer, Dimethicone, Trisodium EDTA, Ethylhexylglycerin, Sodium Hydroxide, Phenoxyethanol, Benzyl Alcohol, Limonene, Parfum.

¿Es para todo tipo de pieles?

Pese a que el fabricante así lo recomienda, creo que está pensada más para pieles normales.

Me explico, poseo una tez más bien mixta, que cambia a grasa en ocasiones, dependiendo de muchos factores, como mi estado general, las temperaturas, etc.

Esta crema me engrasa más de lo habitual y por eso, tuve que dejarla, antes de terminar el bote.

Y en pieles secas, tampoco es que sea un gran remedio para liquidar la sequedad.

Mi hermana quiso terminar el tarro, para no desperdiciarlo, y me dijo que se esperaba más en términos de hidratación.

Textura y aroma

La textura es ligera, densa en su justa medida, para no dejar residuos o la piel pegajosa.

Se extiende con facilidad y la dermis la absorbe bastante bien.

La fragancia es muy particular, se trata de un olor característico de la casa Nivea.

No llega a ser muy fuerte, por lo que puede ser tolerable para todo tipo de olfatos.

Envase y precio

Aunque el coste final de este producto es una de las cosas que más me gustaron, en un principio, el envase es totalmente al revés.

Consta de un tarro blanco de cristal con letras azules y amarillas de 50 ml, que es poco práctico y nada higiénico.

Para extraer parte de la pomada, hay que meter la mano dentro, contaminando la fórmula y haciendo que los principios activos pierdan propiedades.

Además, la sustancia se contaminará solo de estar en contacto con el aire, por lo que no me parece, para nada, un envase acertado.

Un dosificador airless es mucho más cómodo y limpio, así que no entiendo como muchas marcas no se ponen las pilas y cambian los formatos de sus embalajes.

Y en cuanto al precio, es de lo mejorcito del producto, pero por muy barato que sea, al final sale caro.

Se vende por unos 5 €, pudiendo llegar hasta 7 €, dependiendo del comercio.

No obstante, si no cumple con su cometido o empeora tu condición, al final acabas tirando el tarro a la basura, sin terminarlo y malgastando el dinero.

¿Cómo se aplica?

Es una crema de día, por lo tanto, solo la usé por las mañanas, antes de maquillarme.

Si deseas una hidratante de noche, existe la misma versión para aplicar antes de ir a dormir.

Es muy similar a esta, pero con activos algo más potentes y sin protección solar.

Antes de su aplicación, deberás tener el rostro limpio y seco, y tras aplicar tu contorno de ojos y tu serum facial, ya podrás proceder con esta pomada.

En mi caso, considero que el SPF 15 es demasiado bajo como para poder proteger mi cutis del sol, en especial ahora que llega el buen tiempo, así que antes de aplicármela, utilicé un protector solar para el rostro con SPF 50.

Después, ya puedes maquillarte, si lo deseas.

Nivea Q10 Antiarrugas ¿Vale la pena?

La marca Nivea siempre me ha inspirado confianza, ya que se trata de una gama de productos de toda la vida y que siempre ha estado presente en mi entorno.

Sus cosméticos hidratantes para el cuerpo, por ejemplo, los utilizamos mucho en casa y nos encantan.

Lamentablemente, no puedo decir lo mismo de esta crema para el rostro.

Como ya he mencionado más arriba, no pude llegar a las 4 semanas, como pretendía, porque me engrasaba demasiado y terminaron apareciendo más puntos negros en mi tez.

Los 20 días aproximados que llegué a emplearla, no sirvieron para nada más que eso, acrecentar el sebo en la dermis.

Mi hermana, que posee una piel seca, sí pudo terminar el tarro e incluso se compró otro para llegar a las 4 semanas y poder certificar si los anhelados resultados, eran verdaderos.

Su vivencia es la siguiente: su cutis se aprecia suave y sano, pero su poder hidratante no llega a los niveles de otras alternativas, por lo que desaparece a las pocas horas de la aplicación y vuelve la tirantez.

Y si tenemos en cuenta que no ha notado ninguna mejora en cuanto a las arrugas y líneas de expresión se refiere, tras 6 semanas de uso, podemos dictaminar que no cumple las expectativas.

Me inclino por pensar que este cosmético puede ser un buen método preventivo para los signos de la edad, siempre y cuando tu piel sea normal, pero no un tratamiento antiarrugas que aminore dichos signos.

Si quieres una crema antiarrugas que de verdad combata los estragos del tiempo en la tez, te aconsejo que pruebes nuestra apuesta segura de Nezeni.

Mi alternativa: Crema Antiage Efecto Botox de Nezeni Cosmetics

Lo primero que debes saber, es que esta opción es una de las mejores cremas antiarrugas del mercado actual y por eso, figura la primera en muchos rankings.

De hecho, la descubrimos en uno de ellos y desde entonces tanto mi hermana como yo, estamos enamoradas.

A ambas nos ha ido de perlas esta crema antiedad de Nezeni y hemos notado un cambio significativo de las arrugas y líneas de expresión.

Se han reducido y algunas ya casi ni se notan.

La fórmula cuenta con pocos ingredientes, todos naturales, pero de calidad superior y en altas concentraciones.

No contiene parabenos, ni irritantes, ni químicos, ni tampoco sustancias nocivas.

Además de muy pocos conservantes, los justos para que la formulación no se eche a perder rápido (caduca a los 2 años)

Cuida la piel desde la primera aplicación, combatiendo el dañino efecto combinado de los cosméticos, que se da por una acumulación de químicos, que se convierten en toxinas y que acarrean problemas de salud.

El Cobiolift presente, un extracto de la quinoa, es el responsable del efecto botox, sin toxinas y totalmente seguro.

Ofrece un efecto tensor inmediato, que alisa la dermis y la reafirma, para otorgarle un aspecto aterciopelado, joven y libre de signos de la edad.

Se trata de un lifting que puedes tener a mano en tu casa y sin gastarte un dineral.

También destacan el fucogel, el ácido hialurónico y la vitamina E.

Su composición se basa en otros humectantes, hidratantes y antioxidantes, que calman la epidermis y proporcionan una hidratación intensiva.

En resumidas cuentas, rellena las arrugas y líneas de expresión de manera cuidadosa y en todas las pieles, incluso las más sensibles y delicadas.

Te invito a que entres en la web oficial de Nezeni y lo compruebes de primera mano.

Ya has visto que no nos podemos dejar engañar por las marcas, pues aunque sean reconocidas, sus productos no tienen por qué ser los mejores.

Y eso mismo es lo que me ha pasado con la Nivea Q10 Antiarrugas.

¿Qué es lo que piensas?