Escrito por

Mejores Termómetros de Mercurio

Mejores termómetros de mercurio

Los termómetros, en general, son un instrumento destinado a medir la temperatura de las cosas, estos pueden ser usados tanto en personas, como en objetos, comidas y animales. Estos pueden ser de diferentes tipos, pero uno de los primeros en inventarse fue el termómetro de mercurio.

Este termómetro fue inventado en el año 1714 por Daniel Gabriel Fahrenheit, quien utilizó por primera vez el mecanismo de dilatación de mercurio para medir la temperatura de las personas. Estos termómetros constaban de un bulbo metálico, una pieza de vidrio alargada y uniforme el cual se comunica en un extremo con una ampolla llena de mercurio. Sin embargo, fue en 1724 cuando este hombre finalizó su escala termométrica, la cual se implementó desde ese momento para la medición de la temperatura y aún la utilizamos y conocemos como “grados Fahrenheit”.

Este modelo de termómetros fue evolucionando con el paso del tiempo en cuanto a su diseño y materiales empleados. De este modo, los termómetros de mercurio que tenemos hoy en día son mucho más pequeños que los que podíamos encontrar hace mucho tiempo atrás.

Incluso, durante un tiempo el uso de estos termómetros se vio restringido, ya que en caso de que el termómetro se quebrara y el mercurio quedara expuesto a inhalaciones o fuese ingerido por error, podía ser muy peligroso para la salud, en especial cuando se trataba de niños.

Sin embargo, el diseño que se consigue hoy en día en los aparatos diseñados para uso clínico contiene poco menos de un gramo de mercurio, el cual en caso de ingerirse no supone un daño para la salud, además, que se provoque este accidente es muy poco probable.

¿Para qué se usan?

Los termómetros de mercurio son utilizados desde hace mucho tiempo y a pesar de que ahora hay modelos más modernos, tal como los termómetros digitales, muchas familias siguen prefiriendo este método tradicional, ya que de cierta forma tiene resultados más fidedignos.

Estos termómetros se implementan para medir la temperatura, su uso más común es en el área de la salud, de este modo se puede saber si la persona tiene fiebre o bien, simplemente como está su temperatura.

Este es el método más básico para conocer la temperatura de una persona, aunque también puede implementarse en áreas más complejas, como en grandes industrias para saber la temperatura de los materiales con los que se trabaja. Pero, evidentemente los termómetros empleados en esos casos son diferentes a los utilizados clínicamente. También podemos conseguir termómetros para utilizar en la cocina y medir la temperatura de los alimentos mientras están en cocción.

¿Cómo funcionan?

cómo funcionan los termómetros de mercurio

Estos dispositivos trabajan a través de la dilatación del metal, en este caso se utiliza mercurio, el cual es un metal muy sensible a la temperatura, por lo que al contacto con el calor del cuerpo este procede a dilatarse, lo cual es lo que marca la escala del termómetro.

Así bien, el proceso es así de sencillo, el termómetro contiene una pequeña cantidad de mercurio en el bulbo, este al entrar en contacto con la temperatura del cuerpo se dilata y se dispersa a lo largo del tubo del termómetro, lo cual gracias a la escala que este tiene marcada podemos saber el nivel de nuestra temperatura. La escala empleada puede ser en grados Fahrenheit o grados Celsius.

El modo de emplear este instrumento es muy sencillo, sólo debes seguir los siguientes pasos que te indicaremos a continuación:

  1. Lo primero que tienes que hacer es limpiar bien el instrumento, puedes utilizar un poco de agua o alcohol y un paño o toalla de papel.
  2. Recuerda que no puedes tomar la temperatura de alguien si acaba de salir de la ducha o lleva mucho tiempo debajo de las sabanas, debes esperar al menos quince minutos luego de estas acciones para obtener resultados reales.
  3. Una vez prepararlo para la medición, debes tomar el termómetro por el lado opuesto al bulbo y agitarlo con energía. De este modo hacemos que el mercurio que pudo haber quedado en la parte superior, baje al lugar donde debe estar acumulado.
  4. Ahora, debes colocar el termómetro en la zona que usaras (axila, boca o recto) y lo dejarás allí por al menos tres minutos para obtener la medición precisa.
  5. Cuando ya tengas el resultado, debes agitar nuevamente el termómetro para hacer bajar el mercurio, luego debes limpiar nuevamente y desinfectarlo.

Ahora bien, ya que sabes lo básico sobre este tipo de termómetros, pasaremos a describirte los mejores modelos que puedes conseguir en el mercado.

Lantelme 2637

Comprobar Precio

El termómetro Lantelme 2637 es un producto diseñado a base de vidrio, este material asegura la eficacia y exactitud de las mediciones, ya que permite la concentración de calor, lo cual hará que el mercurio suba e indique el nivel de temperatura en la escala del dispositivo, de este modo tendrás un control bastante acertado en lo que estés evaluando, bien sea una persona o un objeto.

Además del vidrio, como ya mencionamos, el termómetro implementa mercurio, el cual es el mejor compuesto para determinar la temperatura del objeto donde se trabaje. No obstante, hay que resaltar que se considera que este metal es peligroso y toxico para las personas y el medio ambiente, por lo tanto hay que trabajar de forma cuidadosa con este termómetro para evitar que se quiebre.

La función de este aparato es la misma que la de cualquier otro termómetro, este sirve para medir la fiebre de una persona, pero también es un producto bastante recomendado para la medición de la temperatura de lácteos. Así bien, aquellos que se especializan en la preparación de mantequilla y demás lácteos, este termómetro es ideal para su oficio.

Esta herramienta le facilita el trabajo a aquellos que se dedican a preparar productos lácteos, ya que tiene medidas exactas para dar a conocer el punto preciso en la preparación de alimentos como el queso y la mantequilla.

El termómetro Lantelme 2637 es un producto analógico, por lo tanto no requiere de la implementación de baterías ni ningún tipo de carga, solo debemos colocarlo en la zona que vamos a evaluar o dentro de la preparación y el producto nos indicará la temperatura exacta de este.

Una de las principales ventajas de este modelo de termómetro es que su tamaño es muy pequeño, sus dimensiones son bastante reducidas, este producto mide 20 x 0,3 x 0,3 cm y pesa solo 20 gramos. Por lo tanto, podrás transportarlo muy fácilmente en cualquier espacio de tu bolso o cartera en caso de que tengas que levarlo contigo, además tampoco implicará que lleves mucho peso de más.

En cuanto a desventajas, este producto no muestra ningún aspecto que lo deje mal parado. Ya que, como un producto básico y tradicional, cumple su función de la manera correcta y no tiene fallos en ese sentido. Por ende, al adquirir este termómetro no tendrás más que eso, un termómetro tradicional que cumple su cometido tal como lo promete.

Entre las opiniones de quienes han adquirido este termómetro no se encuentra ninguna queja, ya que el producto cumple completamente su función, no muestra ninguna deficiencia en su diseño y es fácil de implementar. Además, con relación a su precio, este tiene total concordancia con la calidad del termómetro.

Comprobar Precio

Así bien, en conclusión, es el más apropiado para aquellas personas que simplemente necesiten un termómetro para el uso en casa o para quienes se dediquen a la preparación de alimentos lácteos, ya que es bastante preciso para la medición de la temperatura y tiene las marcas que indican los niveles precisos de temperatura para estas preparaciones.

Vedoeco termómetro con lente

Comprobar Precio

Este es uno de los modelos de termómetro clásico y manual. Sin embargo, este ha sido diseñado para que trabaje con un compuesto diferente al mercurio, esto para garantizar la seguridad de los consumidores, ya que es su lugar implementa una sustancia que no es tóxica en lo absoluto, tanto para las personas como para el medio ambiente.

Este termómetro se considera un modelo “clínico ecológico”, debido a la ausencia de mercurio. Este modelo utiliza un líquido que es una aleación de galio, indio y estaño (conocido como galistán). Esta mezcla es completamente segura para su uso, no tiene nada de toxicidad y no es un problema al momento de desecharlo, ya que no es perjudicial con el medio ambiente.

Para el uso de este termómetro hay que tener un par de cosas en cuenta, ya que el galistán es un líquido muy liviano, por lo que hay que asegurarse que esté se encuentre completamente en el bulbo para que el resultado no se vea alterado. Para ello, hay que agitar el dispositivo muy fuerte para hacer que los residuos del líquido bajen por completo.

Este producto lo podemos utilizar en la axila, en la boca o en el recto y luego de colocarlo en alguna de estas zonas, sólo debemos esperar unos cuatro minutos para tener el resultado de la medición.

Igualmente, al finalizar el uso del mismo debemos agitarlo para hacer bajar el líquido, y de este modo poder volverlo a utilizar.

Con respecto a las reseñas de los usuarios que han adquirido este producto, tenemos unos puntos en contra del diseño de este modelo. A pesar de que se ha hecho con la finalidad de que sea un producto más amigable y no tóxico, las quejan parten de este mismo detalle, ya que debido a la poca densidad del líquido implementado se hace complicado leer la medición.

La mayoría de quienes han implementado este termómetro coinciden en que el uso, en general, es muy incómodo, ya que hay que colocarlo de una manera específica para poder ver el líquido en la escala del termómetro. Además, se recalca que el tiempo que se necesita para que el líquido baje nuevamente es muy prolongado, lo cual es un inconveniente bastante molesto.

Comprobar Precio

Por lo tanto, tienes que considerar estos detalles antes de adquirir este modelo de termómetro, puede que el tiempo de espera y el manejo de este líquido no sea un inconveniente para otros, pero en caso de que busques un termómetro más práctico, debes optar por otras opciones que favorezcan de mejor manera tus necesidades.

Recursos sobre termómetros para el lector

Esenziale

Newsletter

¿Qué es lo que piensas?