Escrito por

¿Mejor el Hilo Dental o el Irrigador Bucal?

Hasta hace poco esta pregunta no podíamos plantearla, la razón principal era que los irrigadores bucales eran de uso exclusivo para profesionales. Todos los que hemos visitado al dentista hemos probado la eficacia de estos aparatos, cuando el dentista acaba su trabajo y retira los restos del trabajo con chorros de agua a presión.

Hilo dental

Hoy en día, estas máquinas están disponibles, en un tamaño más reducido, para su uso particular, son los irrigadores bucales. Han llegado para quedarse y sobre todo después de ver la aceptación que ha tenido entre los usuarios, la gran variedad de marcas, modelos y características que hacen de los irrigadores bucales una buena manera de conseguir una higiene bucal más perfecta y profesional.

Métodos de Limpieza Bucal

Según la Asociación Dental Estadounidense, una buena limpieza bucal necesita de un buen cepillado, hilo dental y enjuague bucal, utilizando estos tres métodos y en este orden, conseguiremos una limpieza bucal 10.

Cepillo de dientes

Sobre el cepillado no tenemos ninguna duda, un buen cepillo de dientes y una buena pasta, dejarán la superficie de nuestros dientes limpios y relucientes. Pero, el cepillado sólo no es suficiente, existen huecos interdentales donde se pueden acumular restos de alimentos y por lo tanto un campo de cultivo para las bacterias.

Existen dos formas de solucionar este problema:

Hilo Dental

Cómo usar el hilo dental

Utilizado para llegar donde no llega el cepillo manual o eléctrico, usado correctamente, el hilo dental puede eliminar restos de comida y prevenir la aparición de la placa bacteriana y por lo tanto evitar futuras complicaciones de tipo periodontal.

  • Existen dos tipos diferentes de hilo dental, el hilo dental de nylon, formado por múltiples filamentos (o multifilamento)
  • Hilo dental PTFE con sólo un filamento encerado

El hilo de nylon está formado por varias hebras, éstas pueden ir enceradas o no. Tiene la ventaja de ser más barato pero también la desventaja de poderse deshilachar, sobre todo si los dientes están muy juntos o montados, corriendo el riesgo de poder hacernos un corte o herida.

El hilo dental PTFE, está fabricado con una sola hebra encerada para que se deslice mejor, es algo más caro pero en contrapartida es más difícil que se rompa y por lo tanto de hacernos daño.

Para usar correctamente el hilo dental requeriremos de cierta destreza ya que no sólo debemos introducir el hilo entre los dientes y con movimientos verticales, limpiar el espacio interdental, sino que además debemos rodear los dientes con estos hilos para limpiar los restos acumulados bajo la línea de encías.

El Irrigador Bucal

El irrigador bucal es como el hilo dental, una parte más del proceso de limpieza de nuestra boca. Una buena limpieza nos ahorrará disgustos y visitas al médico, ya que están muy relacionados las infecciones bucales con problemas cardiacos, pulmonares e incluso puede llegar a provocar un Ictus.

Irrigadores dentales

Realmente se ha convertido en su sustituto. Muy parecido a un cepillo dental eléctrico pero con la diferencia de que en su terminación en lugar de haber un cepillo hay una boquilla por donde expulsará chorros de agua a presión.

Los chorros de agua a presión pueden ser regulados para una mayor o menor potencia, dependiendo de la zona a tratar. Con pulsos de agua, el irrigador bucal consigue “arrancar” la placa y restos de comida que pueden quedar alojadas en lugares donde el cepillo no llega.

¿Cuál es el más efectivo?

Después de ver el funcionamiento de uno y otro método, creo que queda muy claro, pero vamos a ver las ventajas y desventajas de ambos métodos. La frecuencia de uso en ambos casos es el mismo, una vez al día, siendo preferible la noche al día.

Ventajas del Hilo Dental

  • Es barato
  • Lo podemos transportar sin problemas en un bolsillo
  • Es un buen complemento para la higiene bucal diaria.

Hilo dental

Desventajas del Hilo Dental

  • Puede romperse
  • Podemos dañarnos las encías
  • Puede provocar sangrados
  • No se puede utilizar si se llevan brackets, implantes o cualquier tratamiento de ortodoncia.
  • No refresca
  • No siempre llega a todos los espacios interdentales, en especial entre las piezas dentales más profundas como las muelas.

Ventajas de la Irrigación Bucal

  • Podemos dirigir el chorro de agua a presión hasta las zonas más profundas de la boca
  • Podemos regular la presión de los pulsos de agua, pudiendo subirla o bajarla según nuestras necesidades o sensibilidad
  • Gracias a la presión es capaz de eliminar el sarro y los restos de comida, llegando hasta espacios que con el hilo dental nos haríamos daño.
  • Se puede utilizar agua fría o templada, incluso diluir nuestro enjuague bucal preferido, en el depósito de agua para después aplicarla, cumpliendo dos funciones a la vez la de limpiar y proteger.
  • Deja una sensación de limpieza en la boca
  • No duele
Irrigadores dentales

Desventajas de la Irrigación Bucal

  • Es más caro
  • Aunque existen modelos específicos para viajes, éstos ocupan aproximadamente lo mismo que un cepillo eléctrico, pensado para una maleta pero quizás no para llevarlo a la oficina todos los días.
  • Los modelos de sobremesa no nos permite movernos libremente ya que debemos estar conectados con la base por medio de un cable.

Por efectividad y comodidad, sin duda el irrigador bucal gana por goleada. Aunque el hilo dental realiza su función de eliminar los restos de comidas, la lucha contra la placa o sarro es mucho más complicada, mientras que el irrigador llegará a cualquier parte y lo que es mejor, al instante sientes esa sensación de frescor y limpieza.

Si estás pensando en comprarte un irrigador bucal, no te pierdas las siguientes entradas:

¿Qué es lo que piensas?