UP

¿Cómo Hacer un Termómetro Casero Paso a Paso?

Escrito por esenziale

Se puede decir que el termómetro es uno de los instrumentos más utilizados en el mundo, debido a su capacidad de medir la temperatura del ambiente, una sustancia, material u objeto determinado, el termómetro tiene diversos usos desde el doméstico, el clínico hasta el científico.

Enseñar a los niños sobre este maravilloso invento de Galileo Galilei es algo que a ellos seguramente les parecerá increíble y que estrechará lazos entre padres e hijos.

Hacer un termómetro en casa es algo fácil y puede resultar sumamente divertido para los niños, es una actividad lúdica que deja en ellos un aprendizaje.

Te recomendamos ampliar un poco más de información al respecto: Mejores Termómetros Infantiles y para Bebés

Si bien los termómetros caseros no son capaces de registrar medidas exactas, permite experimentar los cambios de temperatura y cómo ésta afecta al líquido que contiene y así a medida que la temperatura en torno al termómetro casero aumenta, el líquido adentro se expande y asciende, tal cual como es el funcionamiento de los termómetros de fabricación industrial ya que sigue el mismo principio de la dilatación y de igual forma cuando la temperatura baje, el líquido se contraerá a su forma y posición original.

Lo interesante de este experimento es que además de fabricar un objeto útil que nos permitirá medir la temperatura, nos permitirá ver y palpar en tiempo real cómo se van presentando los cambios en el líquido conforme sube o baja la temperatura.

Existen diferentes escalas para medir, en este caso la medida será a través de la observación, lo importante es que los niños comiencen a entender el funcionamiento de este objeto tan común como interesante.

Te recomendamos ampliar un poco más de información al respecto: Mejores Termómetros Corporales del Mercado

Materiales para fabricar un termómetro casero

Para fabricar un termómetro en casa no es necesario que realicen una gran inversión económica ni que intenten conseguir elementos difíciles, este experimento se puede realizar con cosas con las que convivimos a diario, cosas de uso cotidiano que tenemos en casa, los materiales a utilizar son los siguientes:

  • 1 Recipiente desechable con capacidad para un litro
  • 1 Botella de plástico transparente con tapa, de una capacidad de aproximadamente medio litro (16-20 onzas). (Recuerda que puedes reutilizar una botella de refresco o agua, ya que son más resistentes.)
  • Agua de grifo
  • Alcohol (aproximadamente 300 ml o la cantidad necesaria para llenar media botella)
  • 1 pajita transparente de al menos 20 cm de largo (En algunos países se conoce como pajilla, pajita, popote, sorbeto o pitillo).
  • 1 trozo de plastilina
  • 1 Clavo caliente o algún objeto de metal con el cual se pueda perforar la tapa de la botella.
  • 1 Embudo de plástico. (para llenar la botella una vez preparada la mezcla)
  • Colorante artificial líquido. (Se puede utilizar colorante vegetal comestible).
  • 3 Marcadores o rotuladores de tinta permanente de diferentes colores.
  • Un tazón o vaso (200 ml) con agua fría
  • Varios cubitos de hielo
  • Un tazón o vaso (200 ml) con agua caliente

Una vez que hayas juntado todos los materiales necesarios para elaborar este termómetro casero, recuerda cubrir la superficie donde lo vayas a realizar para evitar que si hay derrame de líquidos o de la tinta, ésta pueda dañarse o mancharse.

Te recomendamos ampliar un poco más de información al respecto: Mejores Termómetros de Temperatura Basal

Procedimiento para para fabricar un termómetro casero

  1. En un recipiente vierte alcohol suficiente para llenar la botella hasta la mitad.
  2. Añade en el envase con alcohol una o dos gotas del colorante artificial, es recomendable utilizar el color rojo para así simular el mercurio que contienen los termómetros reales, remueve hasta que el alcohol esté pintado con el colorante.
  3. Vierte el alcohol coloreado en la botella, te puedes ayudar con un embudo para evitar que se derrame el alcohol fuera de la botella.
  4. Perfora la tapa de la botella e introduce la pajita en el orificio.
  5. Posteriormente cierra la tapa y séllala con la plastilina para que no quede ningún orificio abierto y la pajita se mantenga fijo en su lugar. Es importante que la pajita no toque el fondo de la botella.
  6. En uno de los lados de la botella, marca el nivel del alcohol dentro de la botella cuando está a temperatura ambiente.

Te recomendamos ampliar un poco más de información al respecto: Mejores Termómetros Ambientales o Higrómetros

¿Cómo comprobar el funcionamiento del termómetro casero?

Como se comprueba

Para comprobar el termómetro a bajas temperaturas

Puedes colocar la botella en el envase con agua y los cubos de hielo, también puedes colocarlo dentro del refrigerador, congelador o en algún sitio donde reciba una fuente directa de frío; al hacerlo por un espacio de tiempo podrás ver que al bajar la temperatura el líquido se contrae y ocupará menos espacio.

Cuando esto suceda, marca en un color diferente al que utilizaste para hacer la marca original cuando el líquido estaba a temperatura ambiente, para llevar un registro de la variación del nivel del líquido entre el inicio y el momento actual del experimento.

Para comprobar el termómetro a altas temperaturas

Coloca la botella cerca de una zona caliente o una fuente de calor, como un horno, una estufa, los rayos solares, o simplemente sostener la botella y observar como tu cuerpo le transfiere el calor de tu cuerpo; también puedes probar subir la temperatura del líquido con el aire caliente de un secador de cabellos (recuerda hacer esto con ayuda y autorización de un adulto).

Según vaya aumentando la temperatura alrededor de la botella, el líquido en el interior se expandirá y comenzará a moverse hacia arriba, indicando un incremento de la temperatura.

Cuando comiences a observar estos cambios, marca en un color diferente al original y al que utilizaste para comprobar el termómetro en frío y a temperatura ambiente, para llevar un registro de la variación del nivel del líquido en un ambiente más cálido.

Consejos a tener en cuenta

  • Recuerda que al manipular alcohol, debes procurar no derramarlo ni que caiga en las mucosas.
  • Cuando vayas a abrir el hueco a la tapa debes evitar cortarte o lastimarte con el objeto que utilices, si eres un niño pide ayuda a un adulto.
  • Cuando vayas a realizar los experimentos de frío y calor, procura utilizar guantes o un paño para no quemarte con el agua caliente.

Recursos sobre termómetros para el lector

Esenziale

Newsletter