Escrito por

Mejorar la Periodontitis con el Cepillo Eléctrico

Mejorar la periodontitis con cepillo eléctrico

La periodontitis es una enfermedad periodontal (área que rodea el diente) que ataca las encías, también conocida como piorrea; es un nombre bastante complicado que si lo descomponemos obtendremos un mejor significado: Peri (se refiere al perímetro o alrededor), odonto (se refiere al diente), itis (es la inflamación), es decir la periodontitis es una inflamación crónica de origen bacteriano; una infección que rodea el tejido de de los dientes. Por otra parte, piorrea quiere decir, salida de piocitos con plasma sanguíneo, lo que es igual a glóbulos blanco muertos; que comúnmente llamamos pus.

Esta enfermedad bucodental de larga evolución, comienza con una grave inflamación, luego notas que el diente se comienza a mover progresivamente hasta que se cae por completo. Todo esto ocurre principalmente debido a la placa bacteriana que se va acumulando a causa de una insuficiente o inadecuada higiene bucal. Primeramente comienza a afectar los tejidos blancos de la boca, luego termina dañando los tejidos duros como los huesos y el cemento radicular; finalmente los ligamentos periodontales que sostienen las piezas dentales. Los síntomas son enrojecimiento, abultamiento, supuración y también puede existir sangrado de las encías al cepillarse o masticar algún alimento.

Generalmente, las enfermedades de las encías se manifiestan como una gingivitis (inflamación de las encías) para luego convertirse en una periodontitis, pues ya no solo se verá afectada la encía sino que también traerá complicaciones a los dientes. Cabe mencionar, que en muchos casos la persona puede tener esta enfermedad y no sentir malestar ni molestia alguna hasta que no esté bastante avanzada.

Siempre es interesante saber más al respecto: Ventajas y desventajas de usar cepillos eléctricos vs manuales

Tratamiento de la enfermedad periodontal

Tratamiento de la enfermedad periodontal

El cuidado y la higiene bucodental es una tarea que debemos hacer a diario durante toda la vida, sobre todo cuando las encías y los dientes se infectan por la acumulación de placa bacteriana. El cepillo que usemos influirá de gran manera en los resultados que queremos conseguir y aunque el cepillo de dientes no evitara del todo que desarrollemos una enfermedad bucal; el uso de un cepillo de dientes eléctrico aumentará la cantidad de veces que es cepillado cada diente de manera individual y por ende eliminara más suciedad comparada con un cepillo dental manual tradicional, así mismo se reducirá la probabilidad de padecer alguna enfermedad bucal.

Para evitar y combatir la periodontitis lo ideal es usar un cepillo de dientes eléctrico en nuestra rutina de higiene bucodental, puesto que los dientes son cepillados con mayor profundidad y con un mayor número de veces a diferencia de un cepillo de dientes manual, gracias a que estos dispositivos cuentan un cabezal que rota y vibra al mismo tiempo; además los movimientos son mucho más rápidos que los realizamos con nuestras manos usando un cepillo dental tradicional. Por otra parte, los brochazos que emiten con las cerdas ayudan a remover más placa en menos tiempo, no obstante debido a su diseño especializado son capaces de llegar a las zonas de más difícil acceso.

Esta información es realmente interesante: Análisis 6 Mejores Cepillos Eléctricos para Niños

Sensibilidad

Es importante saber seleccionar tu cepillo de dientes eléctrico especialmente cuando sufres enfermedad en las encías. Principalmente debes tener en cuenta tres cosas:

Sensibilidad

Puesto que tus encías están pasando por un proceso inflamatorio que a veces resulta ser muy doloroso, lo ideal es que elijas un cepillo de cerdas ultra suaves que te permitan hacer una buena limpieza y al mismo tiempo no lastime tus encías.

Potencia

Este tipo de dispositivos cepillan y limpian las superficies de los dientes con una velocidad muy alta y enérgica, por lo que te recomendamos observar muy bien las características que contiene cada dispositivo a la hora de comprar uno. Lo mejor es que selecciones un cepillo de dientes eléctrico que contenga diversos modos de cepillado y la potencia se pueda graduar al punto de que sea lo suficientemente baja pero efectiva para la limpieza de dientes y encías.

Características

En el mundo de los cepillos eléctrico existe una gran variedad de dispositivos que contienen diversas características. Esto va muy ligado a la relación calidad-precio, sin embargo, existen marcas que son más económicas que otras y sus cepillos contienen gran variedad de atributos. Algunas de las características importantes a evaluar son: cabezales de recambio, tamaño del cabezal, sensor de presión, periodos de prueba y garantía.

Esta elección es muy personal y depende de nuestra condición bucal. Cabe mencionar que la forma y tamaño del cabezal es también una característica muy importante a tomar en cuenta, generalmente se recomienda un cabezal pequeño para que sea más accesible a todas las áreas de la boca, que incluso pueda llegar a las más difíciles de alcanzar. Cuanto menor sea la suciedad y la placa bacteriana que se acumule en los dientes, menor será el riesgo de contraer enfermedades bucodentales.

Te recomendamos leer: Mejores Tipos de Cabezales para Cepillos Eléctricos Dentales

¿Cómo usar el cepillo eléctrico para evitar la periodontitis?

¿Cómo usar el cepillo eléctrico para evitar la periodontitis?

El cepillo dental eléctrico está especialmente diseñado para aquellas personas que tienen dificultades para realizar un buen cepillado, bien sea por una complicación física o porque simplemente no saben cepillarse de manera correcta. Una buena técnica de cepillado te ayudara a combatir y prevenir enfermedades bucodentales, además de lucir unos dientes sanos, blancos y brillantes.

Un cepillado correcto debe hacerse en dos minutos, por lo menos dos veces al día; preferiblemente después del desayuno y la cena. Para asegurar una limpieza total es necesario pasar el cepillo por todas las áreas de la boca, incluyendo todas las piezas dentales, lengua y paladar. Esta es una de las más grandes ventajas de los cepillo eléctricos que gracias a sus exclusivos diseños te ofrecen una limpieza más profunda sin hacer mucho esfuerzo, solo basta con que tus cepillos eléctricos se encuentre en buenas condiciones, con sus cerdas en buen estado sin bordes afilados o amellados, para ello debes reemplazar el cabezal de tu cepillo cada tres o cuatro meses.

Es importante mencionar que existen algunos pasos que debes seguir para usar correctamente tu cepillo dental eléctrico y así puedas cuidar tu salud y prevenir o combatir la periodontitis y otras enfermedades bucodentales. A continuación te explicamos cada uno de ellos, es imprescindible que no te saltes ninguno y sigas todas las instrucciones adecuadamente, de esta manera dependerá que tengas una buena salud oral.

Si quieres informarte más, lee ya: Cada cuanto hay que cambiar el cabezal de un cepillo eléctrico

dientes

Carga tu dispositivo

Una vez que hayas comprado tu cepillo dental eléctrico lo primero que debes hacer es ponerlo a cargar; por lo general estos cepillos traen una serie de instrucciones donde describen las características del mismo, allí te indicaran cuanto tiempo de carga necesita y cuál es la duración de su autonomía o el tiempo que durara su carga.

Prepara el cepillo

Antes de cada uso debes lavar tu cepillo de dientes con abundante agua, luego agrega un poco de pasta dental, preferiblemente con fluor para una limpieza más eficaz y refrescante. Existen además pastas dentales para las personas que padecen encías y dientes sensibles, si este es tu caso te recomendamos buscarla en tu farmacia o tienda de confianza.

Divide tu boca en cuatro zonas para un mejor cepillado

Los cepillos eléctricos tienen la capacidad de llegar hasta esas son que son de difícil acceso, pero para ello es indispensables que dividas tu boca en cuatro cuadrantes, así dedicaras el tipo necesario a cada zona de la boca; estas áreas son: superior, inferior, izquierda y derecha; también debes incluir lengua y paladar. . Esta rutina de cepillado te permitirá limpiar toda la boca sin que quede nada por fuera.

Las cerdas del cepillo deben pasar por la línea de las encías: para ello lo ideal es mantener el cepillo en un ángulo de 45 grados que rodee toda el área de la línea de las encías y que además haga contacto con los dientes haciendo una leve presión, aunque existen cepillos que hacen presión por si solo a través de vibraciones; también tienen la particularidad de advertirte cuando estas ejerciendo una presión muy excesiva, en ese momento tu cepillo inteligente se paralizara para que evites ocasionar daños a tus encías.

Cepillar desde la superficie dental exterior a la interior

Las piezas dentales deben cepillarse desde afuera hacia adentro, abarcando cada uno de los dientes de manera individual con movimientos giratorios desde adelante hacia atrás. Luego cepilla todas las superficies de los dientes con una duración de 30 segundos en cada zona. Para cepillar más efectivamente el área detrás de los dientes inclina tu cepillo de manera vertical con movimientos de arriba hacia abajo.

Te podría interesar Análisis de los 5 Mejores Cepillos de Dientes Eléctricos

Cepilla las superficies del mascado, el velo del paladar y la lengua

Cepilla las superficies del mascado, el velo del paladar y la lengua

Estas zonas nunca deben pasar desapercibidas, puesto que son una importante fuente de acumulación de bacterias y residuos de comida; además de provocar el mal aliento. Pasa el cepillo de dientes eléctrico con mucha suavidad moviéndolo hacia adelante y hacia atrás con mucha delicadez, ya que son áreas muy sensibles y suelen lastimarse fácilmente.

Cepíllate cuidadosamente

El tiempo estimado para un buen proceso de cepillado es de dos minutos, tiempo suficiente para limpiar todas y cada una de las áreas de tu boca. Te recomendamos cepillarte 30 o 60 minutos después de cada comida, de esta manera conservaras mucho más tu esmalte dental. También es importante que al cepillarte lo hagas con mucha delicadeza tratando de ejercer la menor presión posible para no lastimar tus encías ni tus dientes, sobre todo si estás pasando por una periodontitis y tus encías se encuentran muy inflamadas e infectadas.

Finalmente, te recomendamos que elijas un cepillo de dientes eléctrico que más se adapte a tus necesidades y sobre todo que contenga las características necesarias para ayudarte a combatir la periodontitis o cualquier otra enfermedad bucal. Existen muchas marcas y modelos, pero entre las marcas más populares que te conseguirás en el mercado se encuentran: los cepillos Oral-B y Philips.

Oral-B es una marca diseñada especialmente para el cuidado bucodental. Son productos por lo general muy prácticos y cómodos, con precios muy accesibles, además de otorgarle calidad y efectividad al cepillado. Así mismo, la marca Philips es muy general, pues además de cepillos dentales eléctricos también nos ofrece una gran cantidad de electrodomésticos de alta calidad.

Te podría interesar ¿Cepillo eléctrico sónico o rotatorio?

Cuidados posteriores al cepillado

Cuidados posteriores al cepillado

Es importante que sepas que una buena y correcta higiene bucodental no solo depende del cepillado, es importante que sigas una serie de pasos posterior a tu rutina diaria de cepillado. De esta manera se hará más efectivo el control y prevención de las enfermedades bucales y por ende conservaras tu salud oral.

Principalmente debes tener en cuenta que una vez culminado el proceso de cepillado tienes que guardar tu cepillo en un lugar limpio y seguro; para ello debes escurrirlo muy bien hasta que salga toda el agua, una vez que esté totalmente seco, colócalo en posición vertical en un lugar de fácil alcance donde no pueda caerse porque se estropearía. Existen algunos cepillos inteligentes que incluyen en su estuche un protector para cubrir las cerdas, si lo vas a usar asegúrate de que las cerdas del cepillo estén totalmente secas, de lo contario surgirá una proliferación de bacterias que pasaran a tu boca produciendo graves enfermedades.

Posterior al cepillado, es transcendental el uso de hilo dental, ya que mediante este podrás eliminar por completo los residuos de alimentados que puedan haber quedado entre los dientes. El uso correcto de la ceda dental consiste en sujetarlo entre los dedos índice y pulgar para luego deslizarlo por cada uno de los dientes y la línea de las encías frotándolo igualmente hacia abajo y hacia arriba. De esta manera estarás asegurando una limpieza más profunda sobre todo en esas áreas donde el cepillo no puede llegar. Usar hilo dental puede producirte una sensación extraña pero luego de un tiempo te volverás un experto y te acostumbraras, para ello debes usarlo siempre después de cada cepillado.

El enjuague bucal es un tema que ha causado gran confusión para muchas personas, puesto que no está bien usarlo posterior al cepillado, ya que hará que se elimine toda acción que esté haciendo la pasta dental sobre tus dientes. Lo recomendable es que uses tu enjuague bucal en otros momentos del día, horas después del cepillado.

Los dientes son para toda la vida, es por ello que debemos cuidarlos invirtiendo en nuestra salud bucal, cumpliendo con todas las recomendaciones paso a paso sin saltarnos ninguna. Es importante visitar a nuestro dentista por lo menos una vez al año para mantener un control rutinario y prevenir enfermedades; por el contrario si estás presentado una enfermedad bucodental como lo es la periodontitis es imprescindible que visites al especialista lo más pronto posible.

Recursos sobre cepillos de dientes para el lector

Para que no te quedes con ninguna duda te ofrecemos información referente a este tema en nuestros artículos:

¿Qué es lo que piensas?