Escrito por

Tónicos naturales: los ingredientes más beneficiosos

¿Sabías que hay ingredientes para elaborar los mejores tónicos naturales que pueden estar ahora mismo en tu jardín y lo desconoces?

Me refiero a determinadas plantas que puedes cultivar fácilmente y que combinadas con ciertos aceites vegetales pueden darte como resultado un tónico facial muy eficaz.

De hecho, la cosmética natural consta precisamente de eso: fórmulas naturales y de origen orgánico, que garantizan una exposición casi nula a químicos nocivos y elementos sintéticos dañinos para la salud.

Y la buena noticia es que podemos aprovechar los recursos que nos ofrece la madre naturaleza para el cuidado de la dermis de manera totalmente natural y gratuita.

No obstante, primero deberemos conocer la estructura del tónico para descubrir qué papel juegan dichas plantas en la composición de este ítem para tonificar la piel, a continuación.

¿Cómo formular un buen tónico facial?

tonicos-naturales

El tónico se caracteriza principalmente por ser el paso entremedio de la rutina de cuidados faciales, tras el limpiador y antes de la crema.

Sus funciones son refrescar, hidratar, equilibrar el pH de la piel, cerrar los poros y preparar las células del tejido dérmico para recibir con más eficacia los posteriores tratamientos.

Y como hemos dicho, muchas de las formulaciones que se comercializan hoy en día han eliminado de sus composiciones los agentes perjudiciales, siendo que sean más naturales, cuidadosas y seguras.

Si nuestra intención es preparar un tónico natural, muy parecido al que venden las grandes marcas de cosmética, deberemos saber qué ingredientes ha de contener:

  1. Agua. La base de la fórmula del tónico es el agua. De hecho, ¿qué hay más natural que la fuente de la vida que nos proporciona la Tierra? La cantidad variará según el tipo de producto que queramos idear, pero una cosa sí está clara, es necesario añadir tanta como sea posible para completarla hasta el cien por cien.

 

  1. Hidrolatos. Los hidrolatos provienen de las plantas y son el complemento perfecto del agua. Dependiendo de su tipología, obtendremos unos beneficios u otros, aunque en el caso de los tónicos, son muy comunes los de lavanda o manzanilla, gracias a sus propiedades calmantes.

 

  1. Humectantes. Si queremos un tónico natural que no reseque la piel y que, por contrapartida, le otorgue hidratación, es esencial que su formulación posea humectantes. Algunos de los más utilizados en este ámbito son la glicerina o el phantenol.

 

  1. Extractos botánicos y principios activos. No solo encontramos las plantas en los hidrolatos, de nuevo, volvemos a necesitar de ellas para seguir complementando la fórmula del tónico y disfrutar de sus bondades para la dermis. Tal y como veremos más adelante, algunas de las más usadas para tonificar y calmar son el aloe vera, la caléndula o el árbol del té.

 

  1. Conservante. Muchas personas son reacias a este ingrediente, pero si queremos que una elaboración dure algún tiempo, debemos terminar con al menos uno para preservarla en perfectas condiciones y protegernos de los gramnegativos y grampositivas (bacterias), así como del moho y las levaduras.

 

Plantas beneficiosas para elaborar un tónico natural

Como has podido ver en el apartado anterior, las plantas juegan un papel muy importante en la elaboración del tónico facial natural.

Sus propiedades son fundamentales, pues parte de la eficacia del producto, se encuentra en ellas.

Y como también sabrás, hay una infinidad de plantas que puedes cultivar en la comodidad de tu casa y sacarles provecho para cuidar tu dermis.

Además, no solo serán beneficiosas como ingredientes de un tónico, sino que pueden ser útiles para elaborar todo tipo de cosméticos.

Veamos los siguientes ingredientes naturales repletos de beneficios:

Aloe Vera

tonicos-naturales

La conocida como la planta de la inmortalidad es conocida desde antaño por sus excelentes propiedades.

De hecho, aparte de ofrecer bondades en el nivel de la piel, también se le otorgan beneficios en el ámbito de la salud general del cuerpo.

El jugo que se presenta en formato gel y que se halla en el interior de sus espinosas hojas es el principal responsable de dichos lucros.

Su fórmula es muy interesante, contiene vitaminas A, B1, B2, B6, B12, C y E, ácido fólico, niacina y minerales como el cobre, hierro, sodio, calcio, zinc, potasio, cromo, magnesio y manganeso, que como puedes comprobar, son muchos nutrientes para una sola planta.

Es muy venerada en los tónicos naturales por hidratar, calmar y nutrir la epidermis, aparte de brindar efectos antiinflamatorios y contribuir en la regeneración de los tejidos.

Árbol del Té

Este ingrediente es muy confiable para elaborar tónicos, especialmente para el cuidado de la piel grasa o mixta, gracias a su acción antiviral y antifúngico, y considerarse un tratamiento muy eficaz contra el acné.

Asimismo, el árbol del té es excelente a la hora de tratar varios problemas cutáneos y mantener el brillo natural del rostro.

Y no es de extrañar, pues según varios estudios, sus efectos son igual de poderosos que el peróxido de benzoilo, pero de forma totalmente segura y sin sus efectos adversos tan desagradables, que van desde la descamación hasta el enrojecimiento.

Cúrcuma

tonicos-naturales

El éxito de esta raíz se remonta a hace muchos siglos, comenzó a usarse en la medicina tradicional de la Índia y de la China.

Sus efectos antiinflamatorios y antisépticos han sido los responsables de su popularidad por todo el mundo, por eso es tan valiosa e ideal como ingrediente de un tónico natural.

Caléndula

Si tienes la piel dañada, la caléndula puede ser tu mejor baza en tu tónico facial.

Contiene altos niveles de carotenoides, similares a la vitamina A, que aminoran la dermatitis y tratan las irritaciones y las grietas.

Esta planta tan genuina promueve la cicatrización de heridas y el rejuvenecimiento dérmico, protegiendo del adelgazamiento avanzado y aportando brillo, así como una apariencia más juvenil a la tez.

Manzanilla

tonicos-naturales

La manzanilla es comúnmente conocida como remedio para curar el resfriado, sin embargo, también es clave en la formulación de un buen tónico facial antiedad.

Contiene un compuesto conocido como alfa-bisabolol que es muy preciado por reducir las finas líneas y arrugas, fomentando el rejuvenecimiento cutáneo.

No obstante, sus lucros no se limitan ahí, van más allá, pues también concede efectos antiinflamatorios, propiedades del blanqueamiento y aclarado de la dermis, además de un delicioso aroma afrutado.

Rosa

El tónico natural de infusión de rosas es muy reconocido por aliviar el enrojecimiento, las erupciones cutáneas y el acné.

Pero también es exitosa por contener en su composición altas dosis de vitamina C, que son infalibles para rehidratar y suavizar, especialmente las pieles más maduras y envejecidas.

Por lo tanto, la rosa no solo es una flor preciosa que adornará nuestro jardín, sino un ingrediente muy apto para mantener la salud y la belleza de la piel.

Lavanda

tonicos-naturales

Es muy conocida por sus excelentes propiedades de aromaterapia, pero la lavanda también es un antiséptico natural, que liquida las bacterias causantes del acné y elimina las manchas pigmentarias del cutis.

Gracias a su acción antiinflamatoria y antiirritante, alivia, calma y restaura la piel.

También es eficaz a la hora de promover la cicatrización de las heridas y su desaparición.

Y como ayuda a mejorar el flujo sanguíneo, se convierte en un remedio idóneo para prevenir el envejecimiento de la dermis.

Sin olvidar, claro está, su indiscutible agradable aroma.

Ahora que ya conoces los mejores ingredientes para crear un tónico natural y eficaz, solamente tienes que ponerte manos a la obra, y si necesitas ayuda, te enseñamos como elaborar uno casero. ¡Ya no tienes excusas!

¿Qué es lo que piensas?