Escrito por

Aprende a hacer un tónico facial casero con estos tips

tonico caseroEn otros artículos te hemos mostrado los ingredientes más beneficiosos para elaborar un tónico facial natural y ahora te enseñamos a preparar uno casero fácilmente.

Bueno, en verdad, nuestra intención es darte las instrucciones para que aprendas a crear más de un tónico casero distinto, según tu tipo de piel y tus objetivos.

Te recuerdo la importancia de usar este producto en tu rutina de limpieza cutánea, ya que está compuesto específicamente para tonificar, hidratar, reafirmar y controlar la producción de grasa. Aquí te dejo un post más extenso sobre para qué sirve el tónico.

Los principios activos de los ingredientes que lo conforman se encargan de penetrar con facilidad a través de los poros, cerrándolos y previniendo así la aparición de puntos negros u otras imperfecciones de la misma índole.

Y, por si fuera poco, pueden mantener la elasticidad, evitando de esta manera la flacidez y el nacimiento de las indeseadas arrugas.

Pero lo mejor de este cosmético es que se trata de un cosmético muy fácil de elaborar en casa y con prestaciones muy parecidas a los que se comercializan en el mercado.

Si quieres descubrir y aprender a prepararlos, no puedes dejar de leer.

Te será de ayuda: Los mejores tónicos si tienes la piel mixta

Tips para elaborar los mejores tónicos faciales caseros

Ten presente que, al tratarse de elementos extraídos directamente de la naturaleza, estas recetas raramente producen reacciones, pero si notas cualquier cambio en tu cutis o pequeño síntoma, deberás retirarlos de inmediato con abundante agua fría y suspender su empleo.

Veamos las recetas de los tónicos más sencillos y factibles que podemos elaborar en casa:

Infusiones que pueden reemplazarlo

tonico-facial-casero/

Hablando de ingredientes naturales y de plantas fáciles de cultivar en casa, algunas infusiones se pueden convertir en un tónico casero repleto de propiedades bondadosas.

Tónico casero de manzanilla

Se trata de una loción con poder antiinflamatorio y astringente, que se aconseja para calmar las irritaciones y quemaduras, además de ayudar a la hora de aclarar las manchas.

Hierve 30 gr de flores frescas de manzanilla en 250 ml de agua y deja reposar durante 20 minutos.

Cuando se haya enfriado, pasa la sustancia con un colador para retirar las flores y lleva la sustancia a la nevera y cuando esté fría, ya puedes utilizarla.

Su modo de empleo no tiene complicaciones, consta de sumergir un disco de algodón en el líquido y pasarlo por el rostro, el cuello y el escote.

No es necesario enjuagar y puedes repetir el procedimiento todos los días.

Tónico casero de caléndula

La caléndula es considerada un remedio natural para la piel, pues trata las afecciones cutáneas.

Por lo tanto, este tónico casero cuenta con propiedades antibacterianas, antiinflamatorias, astringentes y es un alivio para los signos del acné y la dermatitis.

Además de reducir el cuadro sintomático, cuenta con nutrientes muy importantes que regulan el pH de la dermis, previniendo la acumulación del sebo en los poros.

Igual que hemos hecho con el producto anterior, sumergiremos en 250 ml de agua hirviendo 20 gr de caléndula y dejaremos que repose unos 20 minutos.

Pasaremos el líquido por un colador y sin necesidad de meterlo en el refrigerador, ya podremos pasarlo mediante un algodón por toda la cara, el cuello y el escote.

Anímate a usarlo a diario, puedes hacerlo hasta 2 veces al día y verás los buenísimos resultados.

Tónico casero de lavanda

Considerada una diosa en aromaterapia, la lavanda no solamente nos ofrece un aroma único y singular, sino que es antioxidante y estimula la regeneración celular, promoviendo la cicatrización de heridas y quemaduras.

Asimismo, es astringente y antibacteriana, puesto que reduce el exceso de la generación de la grasa y previene el acné.

Herviremos 30 gr de hojas de lavanda en 250 ml de agua y una vez haya reposado, la podremos aplicar por toda la tez, sin necesidad de enjuagar.

Puedes utilizar esta loción tonificante dos veces al día y pronto verás su eficacia.

Tónico casero de rosas

Y, por último, tenemos la infusión de pétalos de rosas, que tonifica mientras aminora las toxinas y la grasa de la piel, a la par que es astringente y proporciona hidratación.

Encima, su uso regular restablece la actividad de las glándulas sebáceas, desobstruyendo los poros. ¡Toda una maravilla!

Su preparación es un poco distinta a las anteriores, primero se debe hervir 250 ml de agua y cuando llegue a su punto máximo de ebullición, agregar 40 gr de los pétalos de rosas.

A continuación, debemos regular la temperatura a fuego bajo y dejarlo durante 2 minutos, para luego retirar y dejar enfriar.

En esta ocasión, no hace falta colar las flores y puedes aplicarlo una vez al día por todo el rostro, sin necesidad de aclarar.

¿Qué te han parecido estas recetas? Fáciles, ¿verdad?

Otros tipos de tónicos faciales eficaces

tonico-facial-casero/

Si creías que las infusiones naturales eran el único método de elaborar tónicos caseros eficaces, estabas muy equivocada.

Hay otras recetas que también funcionan y que están repletas de propiedades beneficiosas como los siguientes:

Tónico casero de aloe vera y limón

Las múltiples utilidades del aloe vera y su poder a la hora de hidratar, calmar y regenerar hasta las capas más hondas de la dermis, la convierten en perfecta para esta receta.

Combinada con las propiedades limpiadoras y aclaradoras del limón, tendremos como resultado un tónico exitoso.

Para ello, basta con mezclar bien dos cucharadas de jugo natural que se halla en el interior de las hojas de la planta, junto a una cucharada de zumo natural de limón recién exprimido.

Su aplicación no tiene secretos, basta con humedecer la mezcla uniforme en un algodón y pasarlo por todo el cutis, sin enjuagarlo.

Es recomendable realizar esta acción antes de ir a dormir y puedes hacerlo cada día para notar antes los efectos.

Tónico casero de vinagre de manzana

Otra sencilla receta que no tiene complicaciones es este “todo en uno” de vinagre de manzana.

Se aconseja especialmente para la piel grasa porque disminuye la dilatación de los poros, y, por ende, la aparición de puntos negros, espinillas, etc.

Del mismo modo, regula el exceso de sebo, refresca y calma las rojeces, en especial la dermis que se ha quemado por una exposición al sol.

Su elaboración es facilísima, pues consta de mezclar dos cucharadas de este vinagre con otras dos de agua mineral.

Y después pasar un algodón empapado en la mezcla por toda la cara y si lo deseamos, también el cuello y el escote. No hace falta aclarar.

Ya no tienes excusas para no aplicarte un tónico, estas dos recetas caseras son muy sencillas y los ingredientes están al alcance de todo el mundo. 

Y si no te apetece ponerte a comprar ingredientes y manchar cacharros, siempre puedes comprar uno. Te dejo unas cuantas opciones para tonificar tu piel.

Como has podido ver, aprender a hacer un tónico facial casero no tiene ningún secreto, aunque a veces no disponemos del tiempo o no se nos da demasiado bien preparar nuestros propios cosméticos, y nuestra alternativa del mercado es lo más parecido a uno natural elaborado en casa. ¿Cuál prefieres tú?

¿Qué es lo que piensas?