Escrito por

¿Qué tipos de celulitis hay?

tipos celulitisSi existe una palabra que pueda hacer estremecer al 90% por de las mujeres esa es celulitis. Bueno, en realidad, podemos hablar de más palabras como piel de naranja o grasa, pero todo nos lleva a lo mismo: esos malditos surcos que nos salen en el cuerpo y que tanto odiamos.

Seguro que has probado un sinfín de métodos y productos para combatirla, sin embargo, una de las mejores formas de poder combatirla es conocer los diferentes tipos de celulitis que existen.

¿Qué es la celulitis?

Si bien es bueno saber qué tipo de celulitis padecemos para saber qué tratamiento aplicar, también será oportuno que entendamos qué es y por qué aparece la piel de naranja en nuestro cuerpo.

Como sabrás, aparece por una acumulación de grasa en nuestro cuerpo. Suele aparecer después de la pubertad y normalmente en zonas como los muslos, la barriga o las nalgas. La grasa que se acumula tensa los tejidos y esto hace que la superficie de la epidermis se vea con pequeños hoyuelos.

Una de las formas más fáciles de saber si tienes celulitis, si no se ve a simple vista, es la de pellizcar la piel de la parte de arriba de tu muslo, entonces si ves como surcos, eso es que lo tienes. No te alarmes, porque la mayoría de las mujeres, es más el 90% de ellas lo tienen.

Existen varias causas que hacen que aparezca la piel de naranja en nuestro cuerpo. Para empezar, es más común en mujeres que en hombres. De hecho, casi todas las mujeres la tienen, pero muy pocos hombres.

Además, también se puede heredar, así que los genes juegan un papel importante en su aparición. Es más habitual que aparezca en personas obesas o con sobrepeso y también a medida que nos vamos haciendo mayores.

Tipos

Puede que el aspecto te parezca el mismo, pero la verdad es que existen diferentes tipos de celulitis y cada una posee características diferentes y requiere un tratamiento distinto para combatirla.

Es importante que conozcas cada caso para aprender a acabar convenientemente con tu piel de naranja.

Pero antes de meternos en materia, resaltar que existen dos tipos de grasa y solo una de ellas es la responsable de la aparición de la piel de naranja.

La grasa parda es la que se activa cuando tenemos frío y nos aporta calor. Por su parte, la grasa blanca es la que genera la celulitis, se trata de reservas que tenemos en nuestro organismo y gracias a las cuales, nuestros antepasados pasaban los duros inviernos.

Celulitis blanda

Se trata de la más común de todas y su rasgo más característico es la flacidez. Al tocar la piel se presenta unos surcos que son conocidos como piel de naranja, y así es fácil reconocerla, presentando también dichas partes del cuerpo un aspecto gelatinoso.

Suele aparecer en muslos y glúteos, aunque también suele estar en los brazos y las piernas. Aparece en mujeres que no realizan actividad física ninguna, y aunque no es dolorosa, sí que puede ir acompañada de cierta pesadez.

Para combatir este tipo, lo mejor es realizar una dieta saludable, rica en proteínas y acompañarla de ejercicios de tonificación. En algunos casos, una dieta para adelgazar acompañada de un tratamiento tópico será la mejor solución.

Puedes comprobar cuál es la mejor crema anticelulítica aquí.

Celulitis dura

Otro gallo nos canta cuando padecemos la llamada dura. Se trata de un tipo de piel de naranja que aparece en mujeres jóvenes y que practican deporte regularmente. Llama la atención por aparecer en cuerpos tonificados y además, duele.

Se reconoce fácilmente ya que la zona es difícil de pellizcar, además, suelen aparecer las estrías, debido a que la piel presenta tanta presión que los tejidos se rasgan.

Ya que sus causas son genéticas u hormonales, para eliminarla se recomienda un masaje, o bien, la vacumpterapia, procedimiento por el cual, se drena la grasa localizada.

Celulitis edematosa

A causa de la retención de líquidos, se presenta un edema que, con frecuencia, aumenta el tamaño de las piernas. Se reconoce porque las piernas se hinchan de forma que adquieren un aspecto grande y totalmente recto. Además, suele ser algo dolorosa.

Suele presentarse por primera vez en la adolescencia, y viene causada por una mala circulación y una vida sedentaria y también suele agravarse en la menopausia. Para combatirla, el drenaje linfático es lo más eficaz.

Celulitis mixta

Debido a varias causas como retención de líquidos y flacidez, podemos tener una combinación de todos los tipos anteriores.

Hay personas que experimentan edematosa en los muslos, dura en el abdomen y blanda en las piernas. Es esencial saber distinguirlas para aplicar los tratamientos correspondientes. Y es que, tratar la celulitis no es simplemente una cuestión estética, sino también de salud.

Según su gravedad

Otra cuestión que hay que tener en cuenta son los grados de gravedad con los que sufrimos la celulitis. A pesar de que dos personas pueden padecer el mismo tipo de piel de naranja, la intensidad no es la misma, por eso, es conveniente clasificar por grados.

Los expertos dividen la celulitis según su gravedad en cuatro grados. Desde el grado uno, donde no se ve y no se palpa, hasta el cuarto grado, donde se ve y se palpa.

Entones, ¿cómo podemos eliminarla? En este otro artículo te damos toda las soluciones para que desaparezca.

¿Qué es lo que piensas?