Escrito por

Anticelulítico Somatoline Cosmetics ¿funciona?

somatoline anticeluliticoLa celulitis es uno de los males estéticos a los que más difícil es enfrentarse. No es tan sencillo encontrar soluciones eficaces frente a ella. Por eso, me lancé a probar Somatoline anticelulítico, un producto que parecía perfecto para acabar con este problema.

Ojalá pudiese eliminarla para siempre, pero me temo que no es posible. Por eso, lo que quería era reducir visiblemente su presencia en mi cuerpo, un objetivo mucho más alcanzable. Así que me puso manos a la obra, y lo primero que hice fue preguntar a amigas y buscar en Internet qué productos me recomendaban.

De esta manera llegué a la crema que ahora reseño. Pero, ¿cuál ha sido mi experiencia con ella? ¿Es realmente eficaz? Si sigues leyendo, descubrirás todas las ventajas e inconvenientes que me he encontrado probando este producto.

Características del anticelulítico de Somatoline

En la actualidad ha sido destacada como una de las mejores del mercado gracias a sus resultados eficaces, pues difumina hasta la celulitis más arraigada y rebelde.

Su manera de actuar es atacando directamente a la grasa, logrando movilizarla y luego quemarla en lo que se conoce como lipólisis. Gracias a esto consigue reducir el tamaño de los adipocitos, que son los que ocasionan la celulitis.

Es decir, que no la elimina por completo, como he podido comprobar, pero sí la diluye bastante, haciéndola menos molesta. Y, además, reduce la retención de líquidos de manera natural. También ofrece una protección frente a la aparición de nuevas grasas. O, lo que es lo mismo, previene el temido efecto caída.

En resumen, presenta una serie de características realmente interesantes que son las que me animaron a darle una oportunidad. Pero, ¿cómo la uso? ¡Sigue leyendo!

Modo de empleo

Como toda crema de este tipo, debes aplicarla directamente sobre la piel. En este caso, con una pequeña cantidad del producto sería suficiente. Después, extiéndela mediante movimientos circulares, de manera que le des un pequeño masaje a tu piel.

¡Cuidado! No vaya a ser que ejerzas una presión excesiva. Tómate tu tiempo y disfruta de su agradable textura de gel y su ligero aroma.

Lo primero que notarás es una agradable sensación refrescante. Poco a poco se irá absorbiendo, así que poco a poco aumentará el calor y surgirá un pequeño hormigueo. Pero no te preocupes, no es malo, eso significa simplemente que está haciendo efecto y además no dura más de media hora.

La frecuencia será la indicada por el producto, aunque lo más normal es que debas aplicarlo una vez al día, preferiblemente por la noche, como es el caso de la crema de Somatoline. No olvides que lo más importante para que funcione es que la uses correctamente y que seas constante en su aplicación.

Si eres capaz de incorporarla a tu rutina, seguro que con un poquito de paciencia notas sus efectos.

Ventajas y desventajas. ¿Realmente la recomiendo?

Como ya he dicho anteriormente, no se trata de un producto milagro. Las cremas no van a acabar para siempre con la celulitis. Sin embargo, ayudan a reducirla.

De entrada, puedo asegurar que he conseguido sacar del armario unos pantalones cortos que, además de abrocharme mal, no me ponía por vergüenza, ya que se notaban las marcas en mis muslos incluso a través de las medias.

La verdad es que ahora veo mi piel mejor, mucho más tersa y uniforme, así que he ganado en autoestima. A pesar de todo, no me veo las piernas tan lisas como parecía prometer el producto, por lo que en ese sentido es algo decepcionante.

Volviendo a las ventajas, otra de las que tiene es que es fácil de encontrar, ya que es sencillo dar con ella en tiendas físicas, ya sean supermercados o lugares especializados. Y, por supuesto, también te puedes hacer con la crema a través de Internet. Encima, su calidad-precio es bastante buena.

Aunque no todo es perfecto, ya que tengo algunas pegas que hace que no me enamore al 100%. Por ejemplo, el envase es poco higiénico, pues al ser un clásico tarro, favorece que se contamine la crema y entren microbios en el bote.

Tampoco me gusta que cuente con ingredientes irritantes, ya que tengo una piel muy sensible y me preocupa que pueda acabar pasándome factura a largo plazo. Por estos motivos, decidí buscar una alternativa, de la que os voy a hablar a continuación.

Opción alternativa: el anticelulítico de Akento Cosmetics

Y así es como llegué hasta el anticelulítico de Akento Cosmetics, de nuevo atraída por sus buenas reseñas online y por las ventajas que prometía esta marca española.

Para empezar, me gustó que sus ingredientes fuesen naturales, no contasen con irritantes (ni fragancias ni colorantes ni similares) y apenas tuviesen conservantes como parabenos, de manera que se evita el efecto combinado.

Esto es algo que he notado desde la primera aplicación, ya que cuida mucho mi piel, no escuece y no me salen rojeces al aplicarla a través de su envase airless, que me permite dosificar mucho mejor la cantidad que uso y evita que el producto se oxide.

Por si fuera poco, su precio es bastante asequible, ya que ronda los 30€, una buena cifra si tenemos en cuenta lo que suelen costar este tipo de productos y, sobre todo, su alta eficacia.

Como conclusión, creo que el anticelulítico de Akento Cosmetics es una gran alternativa que personalmente he encontrado más satisfactoria, así que no dudo en recomendarla, como lo hago en el artículo de los mejores anticelulíticos del mercado.

Qué es la celulitis y qué puedo hacer para enfrentarme a ella

Antes de terminar, me gustaría explicar brevemente qué otros consejos tengo para enfrentarme a la celulitis, ya que con cosméticos no es suficiente.

Este problema nos afecta más a las mujeres. Se trata de un problema bastante común y consiste en la acumulación de grasa en forma de nódulos adiposos. Y ¿qué hacer para ponerle freno? Lo primero es evitar factores de riesgo como el sedentarismo, la mala alimentación, el consumo de drogas y el uso frecuente de ropa demasiado ceñida. Otros, como la genética o los cambios hormonales, no hay manera de controlarlos.

Una vez tengas esto claro, intenta llevar una vida sana: hidrátate, reduce la cantidad de sal y grasas que ingieres y opta por alimentos ricos en potasio y vitamina C. Por supuesto, el deporte es esencial. Intenta combinar ejercicios de fuerza, resistencia y cardio para obtener mejores resultados, e intenta dedicarle unas horas a la semana a hacer ejercicios que te ayuden contra la celulitis. Después, date una ducha con agua fresquita para reactivar la circulación.

Si mezclas estos consejos con cosméticos profesionales como los que te he recomendado, seguro que con paciencia y constancia consigues reducir la celulitis y encontrarte mucho mejor.

¿Qué es lo que piensas?