Escrito por

Exfoliante natural de Akento: mi opinión

exfoliante akentoSiempre me ha dado bastante pereza la exfoliación, porque nunca encontraba un producto exfoliante que no tuviera inconveniente alguno, hasta que descubrí el de Akento.

Sé que el proceso de exfoliar mi piel es imprescindible, especialmente si quiero deshacerme de las asperezas y la resequedad en mis codos y rodillas, pero he tenido malas experiencias a la hora de encontrar un ítem que me convenciera en todos los aspectos.

Sin ir muy lejos, la última fue apenas hace unos meses, cuando casi embozo el desagüe de la ducha, por culpa de los grandes gránulos de un cosmético que parecían de plástico (o quizás lo eran) y que no había manera de que se deshiciesen.

Y no fue solo el único infortunio que sufrí, ya que además de ello, era tan abrasivo que dejó mi cuerpo enrojecido e irritado en determinadas zonas.

Te recomiendo: Los mejores exfoliantes corporales para mejorar tu piel

Quedé tan horrorizada, que no quería ni oír hablar de los exfoliantes, pero gracias al de Akento cambié mi opinión radicalmente.

Ahora mi dermis seca y escamosa, se ha vuelto suave, hidratada, atractiva y, en definitiva, saludable en todos los sentidos.

Si tú también estás en la búsqueda de un exfoliante natural y efectivo, con prestaciones de cinco estrellas, vale la pena que te quedes a leer mi review, a continuación.

Características del exfoliante natural de Akento

¿Qué es y cuáles son sus beneficios?

Este producto en formato gel de la casa española Akento es una revolución en toda regla.

Sus granos exfoliantes, fruto de la mezcla de oliva, bambú y tres aceites nutritivos, se vuelven una sustancia blanquecina, similar a la leche, al humedecerla.

Esto hace que el proceso de eliminación de las células muertas, las impurezas y cualquier residuo que se adhieren a diario en nuestra epidermis, sea mucho más ameno.

Y sus resultados son excelentes: una piel radiante, luminosa y con una suavidad exquisita.

Está aconsejado para todo tipo de pieles, gracias a su composición totalmente natural y se puede aplicar en cualquier área, ya sea el cuerpo o el rostro.

Breve análisis de la fórmula

Antes de indagar en su INCI, me gustaría remarcar que la marca no trabaja con elementos perjudiciales para la dermis, como parabenos, sulfatos, aceites minerales o siliconas.

Se trata de una formulación totalmente natural, con gránulos biodegradables, dicho de otro modo, sostenible con el medio ambiente. Así que ya de entrada, podemos evidenciar que se trata de una composición con expectativas muy positivas.

Lo primero que más me llamó la atención, fue su genuino cóctel de activos, en los que encontramos el polvo de bambú, el hueso de oliva y los aceites de aguacate, almendras y cannabis.

Por su parte, el bambú alisa, suaviza y favorece la calidad del tejido celular dérmico. El polvo microscópico de hueso de aceituna combate la piel seca y escamosa, sin crear irritación alguna.

Los tres aceites naturales tienen una acción antioxidante que protege la dermis de los radicales libres, fomentando una nutrición mayor y aminorando las imperfecciones.

  • El aceite de almendras otorga flexibilidad, hidratación y nutrición.
  • El aceite de aguacate es relajante, suavizante y nutre intensamente.
  • Y como no, el exitoso aceite de cannabis, que vuelve la piel más elástica, hidrata en profundidad y calma las irritaciones.

Textura y olor

textura exfoliante akento

La textura de la sustancia me gusta mucho, el gel se extiende sin problemas, de manera agradable. Los gránulos no son nada duros, ni rascan en exceso, así que no dejan rojeces, ni irritan.

Además, a pesar de contener aceites, no engrasa, ni deja la típica sensación grasienta en la piel, es no comedogénico.

¿Sabes lo más fantástico de todo? Qué al entrar en contacto con el agua, se transforma en un líquido blanco que se elimina muy fácilmente y así no se atasca en el desagüe como otras alternativas.

Su aroma natural es muy liviano y desaparece al aclararse, sin perdurar en el cuerpo, para que no haya problemas en aplicar posteriormente cremas o aceites con olor. Y al ser una fragancia casi imperceptible, resulta tolerable incluso para los olfatos más exigentes.

Envase y donde adquirirlo

El envase es otro de los puntos fuertes de este producto, es higiénico y permite una aplicación muy cómoda. Se trata de un tubo blandito, que se aprieta y sale la sustancia, con un tapón muy práctico.

Al no ser un tarro, preserva en su interior los activos, evitando que pueda entrar agua o cualquier contaminante del ambiente que lo pueda echar a perder.

Contiene 200 ml que me parece una cantidad más que razonable, teniendo en cuenta que cunde mucho y sale por solo 17 €.

El primer tubo que probé fue un regalo, pero al terminarlo, volví a adquirirlo desde la web oficial de la firma: akento.es.

Llegó muy rápido y el envío era gratis ¡Toda una ganga!

Modo de empleo

A estas alturas, seguro que sabes como usar un exfoliante, pero voy a enseñarte como lo hago yo, por si acaso.

Suelo recurrir a la exfoliación unas 2 o 3 veces a la semana, sin pasar de ahí. Con una porción del producto apropiada, masajeo de forma circular todo mi cuerpo e incluso muchas veces también mi tez.

Cuando termino, dejo reposar unos 2 minutos y después me enjuago.

Con el agua, se convierte en una leche que se retira muy rápido, sin complicaciones. Y ya después uso el gel de baño y prosigo con mi ritual de limpieza corporal, cremas y demás ítems, como es habitual.

De hecho, al no quedar suciedad, sebo, ni tampoco células muertas en la dermis, la eficacia de los cosméticos que apliques a posteriori, penetrarán con más facilidad y serán más eficaces.

exfoliante natural akento

Conclusiones del Exfoliante Natural de Akento

Mi hermana trabaja como modelo y tiene un caché importante dentro de la industria de la moda, por lo que siempre ha de lucir un cuerpo impoluto.

No puede salir por ahí con los codos y rodillas ásperos, ni siquiera los talones, porque en su trabajo, una piel sana y en óptimas condiciones es esencial.

Ella conocía mi problema con los exfoliantes y fue la que me regaló un tubo de su cosmético corporal favorito para su ritual de exfoliación semanal. En efecto, el de Akento, diciendo que había encontrado la solución.

Y vaya si la ha encontrado, ha dado justo en el clavo con este producto. No solo ya no me da pereza exfoliar mi piel, sino que se ha convertido en un proceso muy reconfortante, todo lo contrario, a lo que era antes para mí.

La formulación a base de ingredientes naturales es una delicia, se nota que nutren e hidratan de la mejor forma posible.

Sin olvidar que el aceite de cannabis se está poniendo muy de moda, por sus maravillosas propiedades y me impresiona mucho que se encuentre dentro de esta exitosa composición.

El masaje exfoliante con este producto es muy delicado, retira las impurezas y las células muertas, calmando mi piel, sin irritarla. 

Mi cuerpo ahora se aprecia aterciopelado y con un brillo muy sutil ¡no tengo palabras para describirlo!

A mí me ha dejado maravillada y por eso no puedo dejar pasar esta oportunidad, para recomendarte encarecidamente este exfoliante natural de Akento. Recuerda que, aunque tengas una piel sensible o propicia a las alergias, te va a ir de perlas.

¿Qué es lo que piensas?