Escrito por

Cómo usar un champú sin sulfatos y cuándo hacerlo

Se están poniendo de moda y es que son más sanos y seguros que los champús convencionales que sí contienen sulfatos. Por eso, queremos enseñarte cómo usar un champú sin sulfatos. Aunque te sorprenda esto, no todos los champús son iguales y esta clase de champús sin sulfatos tiene una diferencia con respecto a los champús de siempre, aunque sus resultados van a gustarte los champús sin sulfatos una vez te acostumbres a ellos y tu pelo lo agradecerá.

como-usar-un-champu-sin-sulfatos

Con el paso de los años se ha podido ver como algunos productos pasan a ser más populares que otros y en este caso, hablaremos del champú sin sulfato que se encuentra entre los productos de mayor demanda en la actualidad en lo que se refiere al cuidado del cabello y, por si fuera poco, también beneficia al medio ambiente debido a que este champú está elaborado con ingredientes naturales. Esta última es precisamente una de las razones principales por las que muchos usuarios han optado por sustituir el champú convencional por uno libre de sulfatos.

Debes tener presente, que este tipo de champú debe aplicarse adecuadamente y sobre todo, conocer cuando es el mejor momento para aplicar este increíble producto.

Cómo usar un champú sin sulfatos

Lavarse el cabello correctamente es fundamental si se desea lucir un pelo muy limpio y sobre todo, bien cuidado. Sin embargo, cuando esta importante tarea no se lleva a cabo de la manera más adecuada, lo más probable es que queden residuos de champú sobre el cuero cabelludo, lo que provocaría la aparición de resequedad o en cualquier caso, el cabello se volvería más grasoso de lo normal.

como-usar-un-champu-sin-sulfatos-champu-oferta-de varios-champus

Hoy en día, la gran mayoría de las personas utilizan champús tradicionales, es decir, productos que contienen sulfatos. Se puede decir que una de sus funciones principales de un champú convencional es mantener el cabello lo más limpio que sea posible, lo que es justamente lo que hacen los sulfatos. Por si no lo sabías, se trata de un desengrasante tensioactivo, el cual tiene la capacidad de deshacerse tanto de toda la suciedad que se encuentra acumulada en todo el cuero cabelludo.

No te pierdas:

No obstante, no todo es lo que parece, ya que con el tiempo el champú con sulfato desequilibra en funcionamiento de las glándulas sebáceas que se encuentran en el cabello, la cual es una sustancia de origen natural que tiene como principal función la de mantener protegido tanto el pelo como el cuero cabelludo y de esta forma, evitar que pierda la hidratación y siempre permanezca saludable.

Puede que en un principio te sea imposible notar algo negativo en el champú con sulfato, posiblemente se deba a que al verte al espejo tu cabello se vea limpio. Sin embargo, no falta mucho para que en tu cabello comiencen a ser visibles ciertos problemas que terminarán por desmejorar la salud de tu cabello, como por ejemplo, un incremento significativo del encrespamiento, puntas abiertas y sobre todo, irritación. Incluso podrás notar como la caspa se apodera de tu cuero cabelludo, esto debido a la aplicación prolongada del champú con sulfatos, por esta razón, los champús libres de sulfatos se han convertido en una opción ideal para prevenir y evitar estos problemas.

como-usar-un-champu-sin-sulfatos-champu-mujer-sonrie

Antes de colocar el champú en el cabello, es necesario mojar el pelo completamente. A pesar de que este paso también es común en la aplicación de champús tradicionales, en el caso de los que no tienen sulfatos, es muy necesario. Ten en cuenta que si el cabello no se encuentra mojado en su totalidad, será más complicado aplicar el champú correctamente en el cabello.

La cantidad que vas a utilizar en el caso del champú sin sulfato, debe ser menor a la que sueles aplicar con los champús comunes. Una de las características que tiene un champú sin sulfato, es que no produce espuma, por lo que una gran parte de las personas al notar esto, proceden a aplicar más cantidad del producto en el pelo, pero la verdad es que no hace falta. A pesar de no producir espuma, no tienes nada de que preocuparte, ya que la limpieza del cabello está garantizada.

Lo ideal en el caso de los champús sin sulfatos es usar mayor cantidad de agua y no del producto. No importa cuánto champú uses, nunca va a producir toda esa espuma que normalmente ves cuando aplicas champú convencional. El agua facilita que el champú libre de sulfato se active y pueda cumplir su función. Recuerda que debes retirar el champú con abundante agua, asegurándote de no dejar residuos.

Para finalizar, puedes utilizar el acondicionador de tu preferencia, de hecho, actualmente es posible encontrar una gran variedad de acondicionadores sin sulfatos en el mercado, así que solo debes elegir el que más te guste.

Cuándo usar un champú sin sulfatos

Si aún no has utilizado un champú sin sulfatos, entonces deberías intentarlo. La verdad es que ofrecen muchos beneficios cuando se trata de la salud de cabello, y si tienes muchas dudas pues te mostraremos algunos de los motivos por el que el uso del champú libre de sulfato es una buena opción, de esta forma, podrás conocer cuándo es el momento perfecto para usarlo.

  • Si quieres mantener el equilibrio natural del cabello: aunque parezca un poco contradictorio, el sebo que produce de forma natural el cuero cabelludo permite que el cabello se nutra e incrementa su nivel de protección. Los champús que contienen sulfato eliminan una gran parte esta capa de sebo, dejando huecos en la barrera de protección del cabello y causa más daños de los que te puedes imaginar.
  • Si quieres deshacerte de la irritación: no existe nada más desagradable que la irritación del cuero cabelludo, ya que produce un picor que muchas veces solo va en aumento, obligando a que debas rascar tu cabeza y puedas lastimarte.
    Si quieres conseguir una mejor hidratación: sin importar el tipo de cabello que tengas, es muy importante mantenerlo siempre hidratado. Utilizar durante mucho tiempo un champú con sulfato aumenta la posibilidad de que tu cabello ya no tenga la capacidad natural de poder hidratarse, provocando daños que poco a poco se han cada vez más visibles.
  • Si quieres estimular la producción de aceites naturales: con el tiempo, los champús comunes causan más problemas de los que te pueden imaginar y la poca producción de aceites esenciales es uno de estos, algo que pone en riesgo la salud del cabello.
  • Si quieres que tu cabello mantenga su coloración: los champús convencionales suelen afectar de forma negativa la pigmentación del pelo, especialmente luego de la aplicación de tintes.

¿Qué es lo que piensas?