Escrito por

Cómo hidratar el pelo

Sea cual sea tu tipo de cabello, necesita siempre hidratación, para mantenerse sano y su estructura luzca en perfectas condiciones, pero a veces no sabemos muy bien cómo hidratar el pelo correctamente o qué medidas adoptar para ello.

Mantener una buena salud capilar no es difícil y lo primero que hay que fijarse es en nuestra alimentación.

Desde el interior, podemos conservar una cabellera saludable y bonita, incluyendo ciertos alimentos recomendados, como las grasas saludables, que contiene el aguacate y el salmón.

El cobre que proporcionan las carnes, los frutos secos, el marisco y el cacao, será otro imprescindible.

El zinc también es importante y lo hallamos en los cereales integrales, así como en las carnes.

Y el selenio que brindan los huevos, el pescado, las nueces y las carnes es otro gran aliado.

Sin olvidar la biotina, asimismo primordial y que la contienen los huevos, el pescado azul y el hígado del vacuno, entre otros.

A la par, beber las cantidades recomendadas de agua diarias, que según los expertos está entre 1,5 L y 2 L, será primordial para complementar una buena hidratación, para las fibras capilares desde dentro del organismo.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, con una dieta equilibrada y rica en estos alimentos no es suficiente, y hay que hacerlo también desde fuera.

No te apures, pues se trata de medidas muy sencillas y que muchas ya están instauradas en nuestras rutinas del cuidado del cabello.

Si quieres conocerlas, quédate y descubre cómo hidratar el pelo para que siempre se aprecie suave, luminoso y bello, a continuación.

 

Los mejores consejos para hidratar el cabello

como-hidratar-pelo

Existe muchos motivos que acarrean que el pelo aparente sequedad y desvitalización.

Muchas veces, es por no cuidarlo demasiado u a raíz de malos hábitos que lo desequilibran.  

Sin embargo, en otras situaciones, esto se debe a factores que se escapan de nuestro control.

Un ejemplo claro, cuando las glándulas sebáceas no generan la cantidad suficiente de grasa capilar y el cabello queda seco.

Además de expuesto a cualquier agresión, por mínima que sea, con resultados desafortunados.

Con independencia de los desencadenantes, ya sabemos que la alimentación es una baza básica para hidratar el pelo, pero también lo son los siguientes puntos:

Usa productos con propiedades hidratantes

Una de las formas más viables de hidratarlo, es empleando tratamientos pensados para ello.

A la hora de escoger el champú y el acondicionador, además de cualquier otro producto para el pelo, deberás cerciorarte de que atiende tus necesidades.

Con esto me refiero a que, si tu cabello se aprecia seco, necesitará ser extra hidratado con un buen producto que liquide la sequedad y también le aporta nutrición.

Deberás fijarte también en las composiciones, que sean lo más natural posible y a poder ser, exentas de elementos dañinos, como los sulfatos, los ftalatos, el mercurio, los parabenos, las parafinas, etc.

No te excedas con los lavados

Va muy relacionado con el apartado anterior.

El pelo posee unos aceites lubricantes naturales que lo protegen y lavarlo en exceso puede provocar que desaparezcan o se sequen.

Esto significa que solo hay que lavarlo cuando realmente le hace falta.

Aunque sabemos que hay determinadas condiciones capilares, como las personas con cabello seco, pero raíces grasas, que no pueden impedirlo.

Un truco muy factible en estos casos o similares, es emplear champús en seco, entre lavado y lavado, para mantenerlo limpio.

Asimismo, un práctico y bonito recogido, que esconda la suciedad, es otra solución puntual.

Aplica una mascarilla

Tanto si tu cabello es seco, como si quieres prevenir que pierda la hidratación, las mascarillas capilares son ideales para mimarlo.

Estamos hablando de tratamientos elaborados mediante aceites, mantecas y otros ingredientes nutritivos, que penetran en el interior de las fibras, fortaleciéndolas y concediéndoles una nutrición profunda.

La ventaja es que pueden usarlas todo tipo de cabellos, porque hasta en los que se aprecian muy sanos, la prevención deberá estar presente siempre.

De igual modo que con los champús y suavizantes, deberás fijarte en que dichas formulaciones sean naturales, seguras y cuidadosas.

En este ámbito, nuestra recomendación personal es la mascarilla capilar de Nezeni Cosmetics, que cuenta con todas las prestaciones de un buen tratamiento para el pelo.

Te aconsejamos que la pruebes, porque vale la pena.

Evita utilizar el secador o herramientas similares

Los utensilios de calor, como el secador, la plancha, las tenacillas u semejantes, son totalmente contraproducentes porque no solo resecan el cabello, sino que pueden llegar a quemarlo, si se encuentra en muy mal estado.

Lo idóneo es dejar que la melena se seque al aire o mediante una toalla enrollada, tras salir de la ducha.

Pero si no te gusta como te queda o tienes prisa y no quieres salir con él húmedo, deberás utilizar siempre un aerosol protector del calor, cada vez que emplees el secador.

Así lo protegerás del calor y no lo castigarás tanto.

Masajes en el cuero cabelludo

Tan simple como masajear el cuero cabelludo de tanto en tanto, ya sea dentro de la ducha o cuando estamos sentados en el sofá, etc.

Procura hacerlo como mínimo una vez al día y potenciarás la circulación sanguínea y la secreción de grasa natural capilar.

Muy pronto, notarás sus efectos y tu salud capilar mejorará notoriamente.

Di NO a los peinados que tensan el pelo

Determinados estilos que tensan el cabello desde su nacimiento, como por ejemplo las trenzas de raíz o las colas de caballo, tensan cada pelillo por individual, volviéndolos más quebradizos y ásperos.

Para que esto no ocurra, son más aconsejables los peinados naturales, como lucir el cabello libre durante el día a día y solo usar aquellos que tensen el pelo, en situaciones especiales o puntuales.

Algunos trucos caseros

como-hidratar-pelo

Los remedios naturales también pueden ser un valioso as en la manga, para deshacernos de la opacidad, resequedad y mal aspecto del cabello.

Te presentamos un par de secretos para tratar el pelo seco y encrespado, devolverle la hidratación y favorecer su apariencia:

Aceite de coco y manteca de cacao

El aceite de coco es célebre por sus numerosas bondades para el cabello.

Sin ir muy lejos, retiene la humedad en el interior de las fibras durante más tiempo para que no se deshidraten.

Cuenta con una acción sublime a la hora de eliminar la caspa, acondicionar, aminorar las puntas abiertas y moldearlo para facilitar el peinado.

Y con la ayuda de la manteca de cacao, no solo obtendremos un mejunje casero que lo protegerá de los radicales libres, sino que suprimiremos la sequedad, gracias a su contenido en grasa.

Su elaboración es muy sencilla y no tiene complicaciones.

Basta con mezclar dos cucharadas de manteca de cacao, previamente deshecha al baño maría, con una cucharada de aceite de coco.

Cuando ambas sustancias se hayan integrado, solo deberás dejar enfriar, para proseguir aplicando de medios a puntas.

Déjalo reposar durante una media hora y ya puedes enjuagar o lavar, si lo prefieres, para retirar los restos.

Si repites dos veces a la semana este proceso, enseguida comprobarás los positivos resultados.

Calabaza y miel

La calabaza está enriquecida con nutrientes esenciales, por lo que se trata de un maravilloso alimento hidratante.

Y por su parte, la miel también posee una alta cantidad de nutrientes, siendo exitosa combatiendo el encrespamiento.

La combinación de ambos activos aportará suavidad y luminosidad a la cabellera.

Este ungüento consta de la combinación de dos blandas rodajas de calabaza, previamente cocinadas, con tres cucharadas de miel natural.

Antes de aplicar esta pasta, deberás humedecer el pelo e ir cubriéndolo con la masa resultante, con suaves masajes, sin tocar la raíz.

Deja que actúe durante unos treinta minutos.

Después, apenas deberás aclarar con abundante agua o lavarlo.

Con un par de aplicaciones por semana, será suficiente para notar tu cabello mucho mejor.

Ten en cuenta que estas elaboraciones caseras están indicadas para la falta de hidratación y la sequedad.

Si tu cabello es graso o con tendencia a engrasarse con facilidad, mejor no lleves a cabo estos remedios naturales caseros o te limites a solo una aplicación a la semana.

Así evitarás que se engrase más, se aprecie sucio y tu condición empeore.

Ahora que ya sabes cómo hidratar el pelo, no te duermas en los laureles y mejora su aspecto con estas pautas tan sencillas que te hemos presentado.

¿Qué es lo que piensas?