Escrito por

Formas de evitar las estrías durante el embarazo

evitar estrias embarazoEl embarazo es una época de grandes cambios para una mujer. Al hecho del estrés ya suficiente de que una nueva vida nazca dentro de ti, se le unen los cambios hormonales, que tan de cabeza nos llevan. Cambia tu vida, tu forma de pensar, tus planes… ahora eres responsable de una nueva personita y todo parece más serio.

Y aunque todos estos cambios son importantes, no podemos obviar el cambio más evidente en una embarazada, que es el cambio físico. Crece la barriga y también nos crecen otras partes de nuestro cuerpo. Es así, con este aumento de volumen, como aparecen las temidas estrías.

Aunque parece una preocupación pequeña en comparación con todo lo que se nos viene encima, si no nos cuidamos las estrías vendrán para quedarse, y cuando todo nuestro torbellino pase, nos arrepentiremos de no haberle dado remedio. Y es que, simplemente con unos consejos, podemos evitar las estrías en el embarazo.

Pero, para saber un poco más y entender bien estos consejos, te recomendamos que primero eches un vistazo a qué son las estas cicatrices y por qué se forman, sobre todo durante el embarazo.

¿Cómo se forman las estrías?

La forma más fácil de explicar su aparición es como la de una capa que se rompe. Al aumentar nuestro cuerpo de volumen nuestra piel se estira hasta que no puede más. Aunque es una explicación fácil de entender, la realidad es algo más compleja, ya que no es la última capa de la piel la que se rompe. Además, exactamente no se rompe, sino que se deforma.

El caso es que las estrías aparecen ante un cambio de volumen de nuestro cuerpo, por eso, en el embarazo, es raro librarse de ellas. Sin embargo, con algunos cambios en nuestros hábitos diarios, podemos hacer que disminuyan considerablemente.

Tipos

Antes de adentrarnos más en el tema, conviene saber que existen dos tipos de estrías, que diferenciaremos claramente por el color, se trata de las rojas y blancas. Lo cierto es que no se trata más que de dos fases de la cicatriz.

La primera, es la estría roja, donde aún existe la posibilidad de prevención. Más tarde, se vuelve blanca, como si de una cicatriz se tratara, y este es el momento donde ya no podemos hacer nada por la estría.

Es fundamental que actuemos a tiempo y no dejemos que la estría permanezca en nuestro cuerpo más de lo debido, porque si no, la tendremos para siempre.

Lo ideal es que comenzamos a prevenir antes de curar, incluso podemos saber cuándo nos va a salir una estría porque notamos cierto calor y enrojecimiento en la zona. Es en este momento, cuando no podemos dejarlo pasar, y empezamos a ponernos manos a la obra.

Formas de evitar las estrías durante el embarazo

Como ya hemos dicho, hay que actuar pronto y mejor si es antes. Durante el embarazo, el aumento de volumen y la alteración de nuestras hormonas dan lugar a las estrías, así que, si es tu caso, no esperes a que salgan e intenta practicar estos hábitos que a continuación te comentamos.

Cuida tu alimentación

Esta es la parte fundamental que debemos tener en cuenta para evitar la aparición de cicatrices. Si bien es cierto que nuestro cuerpo crece de manera mecánica durante el embarazo, también es verdad que las grasas saturadas no nos harán ningún bien.

Entiendo que estás embarazada y a veces te comerías un toro…. ¡Pues hazlo! Pero córtate con la salsa.

Tomar proteínas es esencial para mantener a raya a las estrías, por lo que te recomendamos que no te prives y al menos las ingieras dos veces al día. Por otra parte, intenta mantener una dieta rica en colágeno, de modo que la elasticidad te ayude a prevenir la rotura.

Hazte con una buena crema antiestrías

Y si la alimentación y los hábitos de vida son importantes, más efecto tendrán si le añadimos una buena crema para evitar y reducir las estrías.

Como hemos dicho antes, la prevención es importante, así que te recomendamos que te hagas con una desde el momento en el que conozcas tu embarazo.

Como recomendación, la crema Antiestrías de Akento es la mejor del mercado. No solo funciona estupendamente, sino que además, tendrás la seguridad de estar tratando con un producto sin irritantes, fabricado con ingredientes naturales, lo que lo hace perfecto para el embarazo.

Hidrátate bien

Estar hidratada tanto por dentro como por fuera es fundamental para mantener la elasticidad de la piel. No es extraño que, para mantener nuestra piel con buen aspecto es fundamental que esté sana, y es que su salud comienza por su hidratación.

Te recomendamos beber abundante agua durante este tiempo, así que hazte a la idea de beber 2 litros al día. No te agobies con el tema…. Solo son 8 vasos, estoy segura de que puedes hacerlo sin problemas. Solo tienes que acordarte.

Por otra parte, procura aplicar una buena crema hidratante sobre las zonas afectadas dos veces al día. Y recuerda que sí, que lo más crece es la barriga, pero los muslos, las caderas, los pechos y sobre todo, el trasero, también existe.

Uno de los remedios naturales más extendidos para luchar contra esta afección es el aceite de rosa mosqueta, aquí te contamos si funciona o no.

Muévete un poco

Estás embarazada, ya sabemos que no vas a prepararte para correr la maratón ni vas a ser la número 1 en tu clase de spinning. Sin embargo, existen un sinfín de ejercicios que puedes hacer, desde pilates, yoga o natación hasta simplemente dar un paseo. El ejercicio físico te ayudará a vencer en tu lucha contra las estrías.

No te olvides de la protección solar

Para una piel libre de cicatrices hay que evitar el sol todo lo que podamos. No quiere decir que nos encerremos en casa en verano y bajemos las persianas, pero sí que estaría bien hacernos con un buen protector solar, sobre todo si vivimos en zonas donde aparece el sol diariamente.

Evita tomar el sol y estar un largo rato. Ten en cuenta que los rayos solares penetran en la piel y hace que pierda elasticidad, lo que es un atrayente inequívoco para que aparezcan nuestras temidas estrías.

Y si ya se han instaurado en tu piel, aprende cómo puedes eliminarlas.

¿Qué es lo que piensas?