Escrito por

Cepillo exfoliante: qué es, cómo utilizarlo y cómo elegir uno

cepillo exfoliante¿Sabes qué es un cepillo exfoliante? En este artículo te explicaremos en qué consiste exactamente, cómo utilizarlo y qué aspectos debes tener en cuenta para escoger la mejor opción.

Dentro de las rutinas básicas de cuidado la exfoliación cumple un papel primordial. A pesar de ello, algunos usuarios admiten que suelen saltarse este paso.

No te pierdas la información que te proporcionamos sobre este increíble producto de cosmética. ¡Seguro que te sorprende!

Qué es la exfoliación

La exfoliación consiste en un tratamiento a través del cual eliminamos las células muertas que se acumulan en la superficie cutánea. Dicha acumulación provoca un exceso de grasa, por lo que los poros quedan taponados.

En el mercado encontrarás diferentes productos para exfoliar la piel: lociones químicas, mecánicas, enzimáticas, cepillos, etc.

No te pierdas: Los mejores exfoliantes del mercado.

Las versiones químicas arrastran la suciedad e impurezas a través de la acción de unos ácidos naturales. Las enzimáticas funcionan del mismo modo, pero trabaja con enzimas vegetales como frutas o fermentos de verduras.

Por otro lado, los exfoliantes manuales contienen unos gránulos de menor o mayor tamaño. Esta opción no se recomienda para pieles muy sensibles, ya que puede dañar la superficie cutánea.
Respecto a los cepillos, a continuación te revelaremos todos sus secretos.

También te gustará: Los mejores exfoliantes naturales y cómo hacer uno casero.

Qué es un cepillo exfoliante

cepillo exfoliante corporal

Lo primero que has de saber es que existen cepillos exfoliantes faciales y corporales. Este producto te ayudará a remover toda la suciedad e impurezas de los poros.

Su método de empleo resulta muy sencillo y puede combinarse con un gel o loción para intensificar los resultados.

Cómo elegir un cepillo exfoliante

Algunas versiones son manuales, en cambio, otras cuentan con una mayor sofisticación y funcionan a partir de unas pequeñas vibraciones. Además, pueden disponer de un temporizador que te avisa cuando la sesión ha terminado.

Recomendamos escoger un cepillo de puntas redondas. Si tu dermis se irrita con facilidad, presta atención a que sean suaves y naturales.

La opción más completa es la que ofrece una triple acción: limpieza, exfoliación y masaje. Independientemente del cepillo que elijas, asegúrate de que sea resistente al agua.

Cuáles son sus beneficios

Este producto de cosmética ofrece una gran cantidad de beneficios y ventajas. ¿Te gustaría descubrir cuáles son?

Beneficios del cepillo exfoliante en el rostro:

  • Tal y como hemos mencionado al principio del artículo, elimina las células muertas y repara la dermis.
  • La zona de la nariz, la barbilla y la frente tienden a acumular sebo, por lo que aparecen esos molestos brillos. Con este tratamiento obtenemos un aspecto más uniforme.
  • Otorga una mayor luminosidad.
  • Mejora el tono de la piel.
  • Activa la circulación sanguínea, estimula la producción de colágeno y permite una correcta oxigenación. De este modo, sirve para combatir el envejecimiento y la aparición de signos de la edad.
  • Es uno de los métodos que ayudan a mejorar el aspecto de la celulitis.

Beneficios del cepillo exfoliante en el cuerpo:

  • Resulta muy útil para reducir visiblemente la celulitis.
  • Deja un tacto más suave.
  • Se produce un aumento de la emisión de endorfinas.
  • Elimina cualquier resto de impureza.
  • Nos prepara para la depilación y evita la aparición de vellos enquistados.

Pautas para utilizarlo correctamente

El modo de empleo del cepillo exfoliante resulta muy sencillo. Para el rostro, tan solo debes lavar con agua templada la piel y dejarla húmeda. A continuación, aplica un gel o limpiador facial y extiéndelo con el cepillo realizando un suave masaje.

Es sumamente importante que los movimientos no causen dolor. Si notas que el rostro se irrita, debes escoger otro cepillo más suave.

La duración del masaje será de unos 2 minutos aproximadamente. De este modo, nos aseguramos de haber acabado con cualquier impureza o suciedad.

Una vez que termines, aclara con agua templada y seca la piel con suaves toques utilizando una toalla de algodón. ¡Ya estás lista para recibir tus tratamientos posteriores!

En el caso del cuerpo, recomendamos pasar el cepillo con la piel seca, es decir, justo antes de entrar en la ducha. Se realizarán también movimientos circulares y se incidirá por las zonas afectadas por la celulitis.

Con qué frecuencia se utiliza

Por lo general, se recomienda exfoliar la piel una o dos veces por semana. Realmente, la frecuencia variará en función del individuo, puesto que aquellas personas que tienen una mayor sensibilidad necesitan más días de descanso entre cada sesión.

Sin embargo, si utilizas el cepillo corporal para combatir la celulitis, es necesario que repitas el proceso cada día. De lo contrario, no percibirás ningún resultado.

¿Existen contraindicaciones?

Pueden generarse algunas contraindicaciones en caso de que te excedas con el tiempo del tratamiento, o bien, si exfolias el rostro de forma muy frecuente.

En estos casos se produce una modificación del manto hidrolipídico y aumenta la sensibilidad. La piel pierde su acción defensiva y queda desprotegida ante cualquier agente externo.

Conclusión

Como has podido comprobar a lo largo del artículo, la exfoliación es un tratamiento de cosmética que no debemos pasar por alto, puesto que otorga grandes beneficios a nuestra piel.

Si no eliminamos las impurezas y suciedad de los poros, los tratamientos que apliquemos con posterioridad no resultarán ser tan efectivos.

Además, los usuarios que no realizan este proceso suelen sufrir de una mayor acumulación de sebo.

En los casos de sensibilidad la exfoliación también se recomienda. Eso sí, es fundamental que se escoja un producto adecuado para evitar la aparición de rojeces y otras irritaciones. El descanso entre cada sesión ha de ser un poco más amplio para proporcionar un respiro a la dermis.

Respecto al cuerpo, si nuestro objetivo es acabar con la temida celulitis, debemos pasar el cepillo en seco cada día.

Ahora que ya sabes qué es un cepillo exfoliante y cómo utilizarlo, ¿te animas a darle una oportunidad?

¿Qué es lo que piensas?