Escrito por

Aceite corporal de Mercadona: mi favorito

Para qué nos vamos a engañar, la gente siempre suele buscar “lo bueno, bonito y barato” y lo cierto es que muy pocas veces lo encontramos.

Lo mismo pasa con los aceites corporales de Mercadona, son muy baratos, pero sus formulaciones y sus resultados dejan mucho que desear.

O al menos, a mi parecer, eso es lo que creo de ellos tras probar, nada más y nada menos, que 7 de sus ofertas.

Voy a ser franca, ninguna de ellas me gustó, ya que la cosmética “low cost” nunca ha sido voto de mi devoción.

Sin embargo y a petición de varias lectoras, voy a contar mi experiencia con los 2 aceites más vendidos de esta cadena de supermercados.

Y de pasada, te presentaré mi favorito, el aceite seco de Akento, que me tiene completamente enamorada.

¿Quieres descubrir mi experiencia con los aceites corporales de Mercadona?

Pues no se diga más ¡Empecemos con mi review!

Aceite Corporal de Almendras Dulces de Mercadona ¿Qué promete?

El primero que probé fue este aceite de almendras dulces que es, presuntamente, cien por cien natural y que se vende por algo menos de 4 €.

La marca afirma brindar hidratación, nutrición y suavidad, para lucir una dermis saludable y bonita.

Asimismo, cita ser un producto antiestrías y cicatrizante, que se encarga de aminorar también el aspecto de las manchas pigmentarias.

Y gracias a que disminuye el dolor muscular y la inflamación, otro de sus usos destacados es a modo de aceite de masajes.

Todo parece correcto, menos cuando he visto que lo han recomendado para todo tipo de pieles, pues no estoy de acuerdo y lo veremos en el siguiente apartado.

 

Ingredientes e INCI

Antes he mencionado que este aceite de Mercadona es “presuntamente” cien por cien natural, pero ahora lo corroboro.

No hay que ser demasiado experta en cosmética para darse cuenta de que su composición “no es trigo limpio”.

¿Qué por qué lo digo? Muy fácil, si nos fijamos en su lista de ingredientes, vemos que muchos de ellos no son naturales y que incluso, hay al menos 5 de los 10 componentes que la componen, potencialmente alérgenos.

Por decir alguno, el salicilato de bencilo es peligroso porque puede frenar la acción endocrina del cuerpo, por lo que es todo lo contrario a beneficioso.

Y si encima nos cercioramos de que no hay ningún activo que combata las estrías, ni siquiera a modo de prevención, la cosa se pone bastante más fea.

Puedes comprobar lo que te digo, en la lista de su INCI:

PRUNUS AMYGDALUS DULCIS OIL, HELIANTHUS ANNUS SEED OIL, PARFUM,

TOCOPHEROL, ROSMARINUS OFFICINALIS LEAF EXTRACT, BENZYL

SALICYLATE, COUMARIN, LINALLOL, CITRONELLOL, BENZYL BENZOATE.

Análisis de la textura, el aroma y el packagging

La sustancia en sí parecía maleable de entrada y que facilitaría la aplicación, pero siento decepcionaros si os digo que ha sido al revés.

Es muy densa y untuosa, cuesta trabajo extenderla.

Y, además, deja la piel recubierta por una especie de capa transparente muy pringosa y desagradable, que prácticamente te obliga a ducharte para eliminarla.

Su perfume tampoco me ha gustado nada, es demasiado fuerte y muy dulce, cosa que enseguida te hace sospechar que no se trata de un aceite muy natural que digamos.

Aparte de que es perdurable y eso todavía complica más las cosas, porque me llega incluso a empalagar y ofender.

Con respecto al embalaje de 200 ml, más de lo mismo, lo considero poco limpio y nada cómodo.

Consta de un tapón de rosca que no permite dosificar las porciones para evitar malgastar parte de la sustancia.

Si sumamos que es transparente, pues no preserva la fórmula de la contaminación y que siempre queda pegajoso y se escurre entre las manos, creo que ya he dado suficientes motivos para que te hagas una idea de mi opinión.

Aceite Corporal Tacto Seco de Mercadona ¿Qué predice?

Con un precio similar al anterior y con el reclamo de un aroma muy característico, estamos ante el siguiente aceite corporal de Mercadona.

Se trata de un aceite seco que promete absorberse casi de inmediato, sin dejar la sensación grasa de otras sucedáneas, ni restos en la dermis.

Desprende una fragancia singular, fruto de la combinación de flores, cítricos y frutas dulces.

Sus lucros no son pocos, predice eliminar la sequedad, nutrir, hidratar y regenerar en profundidad.

El fabricante lo aconseja para todo tipo de pieles, con la intención de conseguir una epidermis suave y sana.

Componentes y fórmula

Es decepcionante que me encuentre con el mismo problema que el aceite que hemos analizado antes, pero desgraciadamente así es.

Y lo peor de todo, es que esta versión contiene todavía más elementos contraproducentes que el anterior, que aumentan considerablemente el riesgo del efecto combinado de los cosméticos y que tan dañino es para la salud.

Te dejo la lista del INCI para que juzgues tu misma y luego comentaré algunos de dichos agentes adversos:

PARAFFINUM LIQUIDUM, ISOPROPYL PALMITATE, OLEYL ERUCATE, HELIANT

HUS, AMNUS SEED OIL, PARFUM, BUTYROPSERMUM PARKII BUTTER

EXTRACT, TOCOPHERYL ACETATE, TOCOPHEROL, DIBUTYL ADIPATE,

PENTAERYHRITYL, TETRA-DI-T-BUTYL HIDROXYHYDROCINNAMATE, BENZYL

SALICYLATE, LIMONENE, LIMALOOL, CITRONELLOL, COUMARIN, BENZYL

ALCOHOL, HIDROXYCITRONELLAL.

Si te fijas bien, no solo hallamos de nuevo el salicilato de bencilo, sino también diversos químicos y perfumes.

Por ejemplo, las cumarinas se emplean en la fabricación de raticidas y poseen una acción anticoagulante, algo que suena alarmante.

Características de la textura, el olor y el envase

Suena fatal, pero así ha sido mi situación: este aceite de seco tiene poco, por no decir nada.

La textura es muy densa y es difícil trabajarla.

Si la piel no está humedecida previamente, deja odiosos pegotes por todo el cuerpo y sensación grasienta.

Y su tan exitoso aroma es demasiado poderoso para mí y perdura mucho, tanto que he llegado al punto de ni siquiera soportarlo.

Aunque la estética no me importe mucho, cabe decir que su bote de 250 ml se asemeja más a un botellín de cerveza que a un producto de cosmética.

Además de que vuelve a ser translúcido y la luz puede echar a perder los activos, haciendo que pierdan poderío y no funcionen.

Pero dejando de lado su apariencia, el tapón no es nada higiénico, se desperdicia mucho óleo y no permite una aplicación amena.

Si contamos que también se pringa por doquier enseguida y que hay que ir limpiándolo a cada rato para que no se escurra, ya puedes evidenciar que aquí tampoco han dado en el clavo.

¿Cómo y cuando se aplican?

aceite-corporal-mercadona-opinion/

Como has podido ver, no se trata de aceites ligeros, así que, antes de nada, me gustaría no recomendar su uso a las personas con pieles mixtas a grasas.

Estos óleos podrían empeorar el estado de las dermis ya de por sí con exceso de sebo, produciendo brillos, puntos negros, acné y otras condiciones poco agraciadas.

Y por supuesto, las dermis sensibles y muy delicadas, tampoco deberían emplearlos, para impedir posibles reacciones alérgicas o similares.

Dicho esto, lo mejor es que lo utilicen las dermis secas que necesiten un extra de hidratación y nutrición.

El procedimiento es el mismo para ambos, lo ideal es hacerlo tras la ducha, con la dermis húmeda y con una cantidad apropiada para abarcar todo el cuerpo o las áreas a tratar.

Mediante masajes circulares en dirección a las agujas del reloj y de abajo hacia arriba, promoverás la circulación sanguínea y el sistema linfático.

Lávate las manos al terminar.

Mi opinión de los aceites corporales de Mercadona

Voy a ser realista, estos aceites corporales de Mercadona no me han desilusionado, porque ya me esperaba algo parecido a lo que me he encontrado.

Sin embargo, creo que ha quedado claro que no los volvería a comprar, ni los usaría como unos habituales.

Por un lado, las composiciones de ambos no me gustan nada y son dudosas.

Aparte de que sus supuestos efectos, se quedan muy cortos.

El primero no actúa contra las estrías, ni siquiera un poquito y el segundo se queda corto en temas de hidratación comparados con un aceite convencional, a pesar de tener una textura que engrasa.

Y ni que hablar de sus prestaciones: ni el tipo de sustancia, ni el embalaje, ni tampoco el olor son pasables.

¡Muchos menos aún la engorrosa película translúcida que recubre el cuerpo tras la aplicación y que me obliga a ducharme para deshacerme de ella!

Si lo pienso bien, lo único que se salva es su precio tan económico, aunque al final, acabas tirando el dinero a la basura, porque no aprovechas el producto.

Al menos, en mi experiencia, me dolió en el alma tirar los aceites a medio gastar, porque nadie de mi entorno quiso terminarlos y eso quiere decir que perdí 8 € con la tontería (que hoy en día, no es poco.)

Así que no puedo recomendar estos aceites corporales de Mercadona porque os mentiría, pero si puedo hacerlo con el que les da mil vueltas a estos.

Una alternativa mejor: Aceite Seco de Akento

Si buscas una formulación cien por cien natural que cumpla con los requisitos que debe tener un aceite corporal, deja de indagar porque te voy a presentar el indicado.

El aceite seco de Akento tiene todo eso y más, pues está compuesto mediante un cóctel de 14 aceites vegetales (almendras, girasol, coco, lino, chía, aguacate, argán, macadamia, oliva, avellana, babassu, jojoba, rosa mosqueta y marula) que trabajan de forma sinérgica para nutrir en profundidad y favorecer el aspecto de la piel.

Asimismo, cuenta con propiedades reafirmantes, anticelulíticas, antiestrías, antienvejecimiento, calmantes y regeneradoras, concediendo una suavidad única.

Sus extractos de frutas (piña, manzana, pera y granada), plantas (lavanda, cardamomo, caléndula, rosa y rusco), algas (Fucus vesiculosus) y fitoplancton marino mejoran las propiedades de los aceites con beneficios nutritivos, suavizantes, emolientes, reductores y anticelulíticos, brindando además elasticidad y firmeza a la piel

Su fragancia cítrica-floral es muy liviana y tolerable hasta para los olfatos más distinguidos.

Seguro que puedes evidenciar que sus otras características también son geniales: un envase de cristal de 100 ml ahorrativo y práctico, una sustancia no grasa que se extiende fácilmente y que no deja la típica sensación grasienta tan desagradable.

Y su precio es de escándalo, no cuesta 4 €, pero es asequible y apto para todos los bolsillos, la verdad que incluso resulta económico si lo comparamos con sus resultados de cinco estrellas.

En definitiva, si los aceites corporales de Mercadona no se adaptan a tus necesidades, como me ha ocurrido a mí, escoge mi favorito de Akento, seguro que no te vas a arrepentir. ¡Es una sabia elección!

¿Qué es lo que piensas?